lunes, 2 de diciembre de 2019

La vuelta de la Casta Navarra a la Lidia Ordinaria


Hace unos días saltaba la noticia de que los toros de Casta Navarra vuelven a los ruedos en lidia ordinaria. Gran noticia. Será en Céret (Francia) y la ganadería seleccionada será la de Miguel Reta.

Para mi, sin duda, supone una gran noticia por la recuperación de un encaste histórico. Tengo la premisa de que cuanta más variedad y más oferta en gustos taurinos tengamos en las plazas, mayor será su opción de perpetuarse en el tiempo. Una alegría en estos tiempos en los que el taurinismo, ha puesto en cuestión los encastes históricos aislándolos prácticamente de los carteles. La polarización ha girado en torno a la selección de un encaste (Parladé) que han demandado los toreros más acartelados para que beneficie un toreo sin demasiadas sorpresas, y enfocado siempre al pase por el pase.

Para algunos aficionados, (que también defendemos este encaste Parladé cuando se selecciona en base a la casta y la bravura), esta cuestión del predominio de esta sangre ha sido una consideración simplista. No creo que la Tauromaquia pueda defenderse excluyendo los hierros que la han dado vida e historia, sobre todo cuando los actuantes y cabezas visibles, (también ganaderas), de la Tauromaquia actual, incluso llegan a tratarlos mecánicamente de forma peyorativa.

Pero dejando a un lado este comportamiento mediocre, maximalista y simple, lo que nos hace estar de enhorabuena, es la recuperación de un encaste como la Casta Navarra para el festejo de lidia ordinaria dada la situación crítica en la que se encuentran estos encastes a nivel de afición y mercado. Además, y lo digo convencido, en la actualidad, frente a la monotonía de muchas tardes y muchas ferias, es bueno buscar diversas alternativas en estos hierros que evocan situaciones y lidias antiguas. Hay que dar la enhorabuena a ganaderos como Miguel Reta por su tesón en la recuperación de encastes como el navarro para la lidia. Estas sangres históricas seguirán teniendo sentido dentro de la Tauromaquia si hay ganaderos que trabajen por ello y toreros dispuestos a lidiarlos, dentro de los límites que esos comportamientos dispongan.

A estas corridas no hay que ir pensando que vas a presenciar faenas de 40 muletazos, con empaque, largos, etc., si sale bienvenido, pero si no estaremos avocados otra vez al error de querer ver zalduendos en corridas de veraguas, y así no puede ser. Estos toros tendrán límites propios que les da su sangre, pero en el marco de su recuperación y su valor de uso para la lidia moderna, es, o debería ser, una tendencia, para no caer en la monotonía dominante. Ojala la hostilidad hacia lo "desconocido", desaparezca y estos toros se inserten en la programación de ferias y carteles. Gracias Miguel Reta por poner en práctica la teoría de la recuperación, reivindicando en estos tiempos los comportamientos históricos que hicieron grande a la Tauromaquia y gracias a la @AdacCeret
 por apostar por ello, así se hace afición. Suerte a todos y larga vida a la Casta Navarra.

Toros de Miguel Reta para Ceret. Via @AdacCeret

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...