miércoles, 24 de mayo de 2017

BREVES APUNTES SAN ISIDRO 2017. "Valdefresno, el ocaso del Toro. Fortes, un Oasis"


Si algo me quedó claro en la corrida de Valdefresno de ayer es que no va a pasar a englosar las brillantes páginas de la Historia Taurina. Lo que vi sobre el albero, me decepcionó, de desilusionó, me hizo no creer en las promesas invernales. Me cabreó el toro. Me enfadó y me dejó incrédulo que unos ganaderos de saga, de experiencia, seleccionen de manera que se pueda llegar a eso. Toros sosos, bobos, sin recorrido, anodinos, sin casta ni verdad.

Yo parto de la sensibilidad hacia el toro nacida de una rebeldía contra el toro noble en exceso, contra el toro sin transmisión, sin principios de defender cara su vida. Un toro que reaccione, que se imponga en la pelea, o lo intente, y el torero tenga la maestría de, mediante recursos artísticos taurinos, dominar esa bestia indomable.

Pero ayer, los de Valdefresno, me incapacitaron cualquier atisbo de interés hacia ese animal. Durante dos horas y pico me alejaron de esa sensibilidad y amor por ese fenómeno de la naturaleza llamado toro bravo.

Dentro de la decepcionante frustración que me invadió, (menos mal que momentáneamente), hubo un oásis de emoción. Fue en la segunda birria de Valdefresno, cuando un Tío que se ha propuesto ser Torero, con mayúsculas, clavó las rodillas en el suelo citó con la izquerda y tras pararle, recetó un natural excelso, maravilloso, rotundo, monumental. Saul Jiménez Fortes, se llama.

Foto:
Jiménes Fortes en San Isidro 2017. Foto: las-ventas.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...