martes, 23 de mayo de 2017

BREVES APUNTES SAN ISIDRO 2017. "El sueño de Jesús Enrique Colombo"


Eran las dos y media de la tarde del 22 de mayo de 2017. Jesús Enrique Colombo, novillero venezolano, había subido a la habitación del hotel tras comer algo ligero en el restaurante cambiando impresiones con los miembros de su cuadrilla. Los miedos, las responsabilidades, los anhelos...todos se aremolinaban en torno a su cabeza. Tumbado en la cama se sentía feliz pero responsabilizado, toreaba en San Isidro, en la plaza de Madrid.

Toda esta vorágine de sensaciones le hizo cerrar los ojos y sumirse en un pequeño, pero profundo sueño. En el se encontró con un viejo maestro del toreo al que no acertaba a ponerle cara, pero estaba seguro que era Maestro del toreo. Su porte elegante, sombrero, traje impoluto, las maneras, la forma de moverse...era imposible que fuera otra cosa. Sentados en un viejo café, vacío, por la pinta debía de ser de principios de siglo XX, entablaron una conversación:

- "Jesús,- Le decía el viejo Maestro - ponerse delante y dar unos pases es fácil, aprendes la técnica en las escuelas, y con un poco de corazón, lo consigues. Pero para ser torero, artista de la Tauromaquia hay que ser valiente, decidido y sobretodo querer serlo, dar la vida por ese animal, por la creación. Hay que saber soportar, esto es cosa de personalidad. El toreo crea según sean sus ideas, sus intenciones, esa es la valentía, entregarse a ese sueño".

- "Maestro, yo quiero ser torero, no se si tengo ese arrojo, ¿Cómo lo sabría?", le contestaba Jesús.

- "Es cierto que debes aprender la técnica, pero antetodo ponte al servicio del arte del toreo, sé tu mismo, descubre al toro, conócele y motívate ante él. Hoy en Madrid no quieras ser ya una figura del toreo, seguro que tus dos compañeros, Pablo Aguado y Rafael Serna, saltan al ruedo creyéndose que por torear en Madrid ya lo saben todo, y se van a equivocar. Jesús eres novillero y como tal has de salir, a comerte el mundo. Si la gente lo percibe tienes su venia y lo que es mejor, les conquistarás. Suerte, chaval, yo te esperaré esta noche, cuando cierres los ojos y si has dado todo en el ruedo, duermas tranquilo..."

Y a la noche, cuando cerró los ojos, volvió al café, pero el viejo Maestro ya no estaba, sólo una entrada para lor toros de Talavera, 16 de mayo de 1920...

Foto:
Jesús Enrique Colombo en San Isidro 2017. Foto: las-ventas.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...