martes, 17 de mayo de 2016

BREVES APUNTES ARTÍSTICOS SAN ISIDRO 2016. ¡Gracias Novilleros!


Hacía tiempo que no me sentía lleno, pleno, al término de una novillada en Madrid. Lo primero es desear una pronta recuperación tanto a Filiberto como a David Adame, les necesitamos.

Me sentí pleno porque presencié eso, una novillada. Antaño los novilleros que venían a Madrid por San Isisdro tenían claro que eran "aprendices", que ni podían ni sabían torear, solventar, incluso andar como una figura del toreo, porque simplemente no lo eran, (y siendo duramente realista, muchos jamás lo serían).

Recordaba la humildad del aprendiz de artista. Ellos saben que el talento y la habilidad para el arte de torear se tienen que desarrolar. Innato es el valor, pero el talento para el toreo no se tiene por arte de magia desde el nacimiento. Lo primero es interesarse por aprender, por creerse lo que se es, un aprendiz. Estar motivado aún cuando los novillos que tengas delante sean mansos y encastados, peligrosos, con los que hay que apostar, como los de ayer de El Montecillo, interesante novillada también. Tanto Filiberto, como Juan de Castilla, y David Adame, se dejaron el "halo", o mejor el "halito" de figurita, que muchos novilleros nos transmiten, en el hotel,y me quito el sombrero ante ello.

Ayer fueron sabedores que todo aprendiz evoluciona, y por ello no les pedimos la maestría superior, (aunque algunos como David Adame, ya dejen atisbos del gran torero que puede llegar a ser). Tuvieron claro que su estilo irá mejorando con la práctica, y que no hay que renegar de la condición del novillo, por malos que sean, por mansos, por encastados, por pegar tornillazos...todo sirve para aprender.

Lo que nunca debe faltar es corazón, eso es lo que nos llena de un novillero. Que nunca sean tímidos a la hora de estar delante del toro, de improvisar una suerte espontáneamente, eso da una viveza y frescura a la obra y liberarla de su rigidez y academicismo. Hay que ser valiente e intuitivo.

Termino dando las gracias a los tres chavales de ayer, por volverme a hacer creer en el novillero, en el arrojo, en el corazón...que es lo primero. Y recuerdo a aquellos que ya tienen el "halo" de figura del toreo que los grandes Artistas fueron aprendices en los Talleres de los maestros, ¿O acaso creeís que Velázquez no tuvo que preparar lienzos, pigmentos, y limpiar pinceles en el taller de Francisco Pacheco antes de pintar las Meninas?

Imagen:
Momentos de la "batalla" Filiberto, Juan de Castilla y David Adame ayer en Madrid. Fotos: Juan Pelegrín para las-ventas.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...