miércoles, 27 de abril de 2016

Goya, Bayeu y la fiesta de los toros


Como no me rindo fácilmente, aquí les dejo la mejor ponencia, para mí, de Álvaro Martínez-Novillo, escritor y crítico de Arte español del siglo XX y experto en la figura de Don Francisco de Goya, realizada durante las jornadas "Fiestas de toros y sociedad : actas del Congreso Internacional celebrado en Sevilla del 26 de noviembre al 1 de diciembre de 2001".

En ella se desmonta la teoría, desesperada y ciertamente psicótica donde se tacha al genio aragonés, poco menos que el padre del antitaurinismo. Aquí la dejo, para que entiendan un poco más su equivoación. Gracias

GOYA, BAYEU Y LA FIESTA DE LOS TOROS

Alvaro Martínez-Novillo

Aunque parezca extraño la posición personal de Francisco de Goya respecto a las corridas de toros, tan polémicas en ciertos momentos de su vida, no está tan clara como nos la presenta la tradicional visión que se tiene del artista aragonés, la cual siempre le ha considerado como un ardiente aficionado a ellas. Los grabados de “La Tauromaquia” serían por sí solos una demostración de una sobresaliente afición de Goya si no fuera por las circunstancias excepcionales en las que esta serie fue concebida y estampada por vez primera, pues no debemos perder de vista que estos grabados son contemporáneos de la mayor parte de los “Desastres de la guerra” y, como ellos, se realizaron en la inmediata posguerra napoleónica cuando el pintor, según testimonios fiables, estaba viviendo en unas condiciones económicas y políticas muy precarias. En cambio sí sabemos más de la génesis de las litografías de “Los toros de Burdeos” de 1825, que Goya realizó en contra del parecer de alguno de los emigrados liberales, como Joaquín María Ferrer, que le intentaron disuadir de un tema que seguramente encontraban políticamente incorrecto. Pero aun así, viendo las espléndida serie litográfica bordelesa, cuya primera estampa fue titulada “Dibersión de España” por su autor, siempre queda la duda de si tiene o no un carácter de sátira social, en sintonía con el famoso panfleto “Pan y toros” muy divulgado por entonces después de haber aparecido impreso durante el Trienio Liberal.
En el epistolario de Goya no encontramos, salvo una llamativa excepción que luego veremos, nada que nos indique una afición fuera de lo normal por las fiestas de toros. Y ello resalta más por el hecho de que en la correspondencia de su cuñado Francisco Bayeu con su amigo común, el aragonés Martín Zapater -conservada en el Museo del Prado-, vemos que este pintor manifiesta claramente su gran afición a los toros hasta el punto que, llevado por su pasión hacia alguno de los toreros del momento, no dudaba en injerirse incluso en aspectos organizativos de la corridas en Zaragoza. Esto no deja de sorprendermos ya que, según la opinión tradicional, al mayor de los Bayeu le correspondería ser más serio y el académico siempre vigilante de la buena conducta de su familia, mientras que a Goya le correspondería una conducta más indisciplinada. Sin embargo, viendo la correspondencia de Francisco Bayeu y Zapater, esta opinión no parece que pueda mantenerse a ultranza ya que el serio “pater familias” se manifiesta no sólo como un ardiente partidario de los festejos taurinos sino también del flamenco mientras que Goya, su díscolo cuñado, en sus cartas a Zapater se nos muestra mucho más centrado en su trabajo y en las incidencias de su carrera profesional, aunque también se refiera a diversiones con los amigos.

Podemos distinguir tres momentos en los que las fiestas de toros tienen especial protagonismo en la correspondencia de Bayeu y Zapater y, curiosamente, en todos ellos aparece Goya de un modo u otro. El primero se refiere a la temporada de 1778 y a las corridas de otoño en Zaragoza, y es un claro testimonio de la rivalidad entre los dos grandes toreros del momento: Costillares y Pedro Romero. El segundo corresponde a 1784 y describe unas novilladas en Carabanchel, que coinciden con la recepción de las pinturas realizadas por Goya y Bayeu para San Francisco el Grande, un moemento clave en la carrera de ambos. Del tercer momento no hay sino una sola carta aislada de 1794 que nos habla de una corrida en Madrid a la que asisten juntos Bayeu y Goya. Trataremos cada uno de ellos por separado transcribiendo íntegramente las cartas correspondientes al final de cada apartado.

I- COSTILLARES vs.PEDRO ROMERO (1778-1780)

Este primer momento culmina con las corridas del Pilar en Zaragoza en otoño de 1778 y todavía colea en los años siguientes. Es un momento en el que los paisanos de Bayeu recurren a él para que, como personaje conocido en la Corte y muy impuesto en el mundo taurino madrileño, les dé detalles para contratar toreros para actuar en la capital aragonesa. Se percibe que Bayeu hace estas gestiones muy gustoso de demostrar a sus amigos zaragozanos que es persona de relieve en Madrid. A lo largo de todo el año Bayeu se ha manifestado fervoroso partidario del sevillano Joaquín Rodríguez “Costillares” y enconado opositor del joven Pedro Romero, a quien moteja de “salvaje” , le acusa de “hacer degolladuras de a media vara” considerándole incapaz de “jugar con el toro ni hacer cosa que divierta”(2-V-78), aparte de afirmar que los partidarios del rondeño eran “chisperos, vagos, gariteros y tunantes, y toda la carnicería”, mientras que los de Costillares, según él, eran la gente más distinguida, “desde sus Altezas hasta el más mínimo de los Sus Señorías”(5-IX-78) . Nos queda la duda de si Bayeu se refiere también a Goya, partidario de Romero, cuando describe tan despectivamente a los admiradores de este torero, pues aunque todavía no habían surgido las graves desavenencias entre ellos a causa de las pinturas de la Basílica de El Pilar, que tendrán lugar tres años después, debía ya haber entre ellos una tensión soterrada por motivos profesionales .
Resulta curioso que las objecciones más reiteradas de Bayeu con respecto al diestro de Ronda sean precisamente las referidas a su manera de ejecutar la suerte de matar. Así le escribía a Zapater que “Romero si está de día, mata fuerte, pero degüella mucho casi siempre se deja la espada dentro, y meterla la meten los más y sacarla sólo la saca un torero. A Costillares jamás se le ve soltar la espada de la mano, en un revés con el salero del mundo saca su espada”(5-IX-78). A fines del verano de este mismo año, Bayeu hace todo lo posible para que vaya a torear Costillares junto con Romero a Zaragoza y así sus paisanos vean cómo él tiene razón en sus opiniones, incluso le pide a Zapater que le “haga una nota individual de las estocadas que dé Romero a cada toro, las buenas legítimas a ley, como buenas, y bajas y los degollados y espaldillados, que de esto habrá mucho”(16-IX-78). A medida que se van acercando las fechas de las corridas de Zaragoza, Bayeu se muestra muy inquieto y comunica a su amigo que “Romero va con ánimo de hacer cuanto le sea posible para quedar con lucimiento superior a Costillares” y que va a matar los toros con el sombrero en lugar de la muleta, pero que no se dejen engañar pues no es la misma suerte que hacía el famoso Martincho, ya que éste los toreaba desde el principio con el sombrero, mientras que el de Ronda sólo lo utilizaba para la suerte suprema y esto “es engañatontos, que el último golpe sirve lo mismo sombrero que muleta”(19-IX-78). Esta carta, en la que también cita a los “navarros”, es decir a los hermanos Apiñani, al estudiante de Falces y a otros que, pasado el tiempo, serán recordados nostágicamente por Goya en las estampas de La Tauromaquia.

Desconocemos exactamente lo que sucedió en Zaragoza , pero lo cierto es que Pedro Romero salió triunfante y, por tanto, Bayeu se muestra bastante corrido y se justifica ante su amigo diciendo que “tanto Romero como sus compañeros jamás han hecho aquí tanto” y sigue con unos argumentos que nos resultan muy familiares cuando se quiere negar lo evidente en el ruedo y así añade que esto no le “basta para creer que [Romero] sabe, pues está lejos de ser torero… [y] es lo mismo que si yo no supiera mas que pintar retratos bien e ignorara todas las demás partes de mi profesión… Y así Romero no es torero más que en una parte de su oficio. Sólo con su espada y no hay que sacarlo a otra cosa… y en la espada no es tanto como quieren que sea sus apasionados que confunden el valor y la fortuna, con la destreza, que es necedad. Yo digo y diré que Costillares sabe más sin comparación y sale de los peligros con más facilidad, y otro salero para todo. Cada loco con su tema, este es el mío, quede Vm. con Dios”(30-IX-78).

Y aquí es donde aparece un sorprendente escrito de Goya a un Zapater quejoso por su mutismo. Es una carta antológica, divertida y llena de ingenio que desde que Mayer la publicó ha sido ampliamente comentada. Goya dice a su amigo que “por las cartas de toreros sé que estas bueno y en Zaragoza, pero en el juicio de toreros no [lo] estás, pues no te gusta tanto Romero como Costillares y eso que el de más juicio de los que han escrito a Francisco [Bayeu] has sido tú, pero han causado mucha risa en Madrid esas cartas. Como si aquí no conociéramos al sujeto, venían con fe de escribano algunas de ellas. Vaya, vaya, chiquío, que sois unos porros, voto va en Dios que ahora va Costillares y no se necesitarán fes de escribano. Yo me río, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja…”(7-X-78).

[TRANSCRIPCIóN DE LAS CARTAS]

M.Prado nº.5 8-IV-1778
“Mi Amº. Dn. Martin Zapater. Al encargo qe. Vm. me aze le digo qe. no tengo ninguna proporcion ni conocimiento con los Comisionados de la Plaza de toros para faborecer á Conde, qe. a tenerlo lo aria con todo gusto por servir á Vm.: Me parece del caso hablarle con injenuidad para qe. vea si otro camino le consigue Vm. el logro de su pretenon. Contodo no dejare de ber si algun Amº. mio me faborece.
Estoy de Academia y no tengo tiempo para mas qe. ofrecerme á su dispoon. Oy á 8 de Abl. de 78. Siempre Amº. de Vm. Franco. Bayeu [rúbrica]. Amº. y Sor.”

M.P.nº.1 2-V-1778
“Amº mio; Canviara de suerte con Vm. de muy buena gana solo porqe. viera las dibersiones del pobre Paco, Vm. es el hombre qe. berdaderamente se divierte no dejando firistela á vida qe. no la acave, ni nada perteneciente al astro qe. no intente, conqe. Amigo de Vm. gs. a Dios, qe. por aqui todo se encierra en ber al Salbaje de Romero (qe. tanto alaba la jente ordinaria) hacer degolladuras de á media bara á lo qe. se reduze toda la bulla, pues no es hombre para jugar con un toro ni acer cosa qe. divierta, y tan inutil para librar á los de acaballo qe. no es ponderable, esto es la berdad sin pasion, banidad no tiene limites, y fuera de esto entre el biejo su Pe. y los aprendices qe. han traido nos tienen pudridos á todos los qe. miramos con indiferencia las cosas sin atender mas qe. al merito.
Agradezco a Vm. su atencion y le estimo mucho la bolumptad de servirme por esas tierras, lo qe. admitiria gustoso á no ser que tengo la fortuna de no conocer a nadie de la pte. de alla.
Este año no boy á Toledo por qe. el Rey me ha mandado yr á pintar á la Rl. Capilla de Aranjuez lo qe. executare al Setiembre, y asta entonces me tendra Vm. aqui donde podra mandar como en todas partes a su Amª. de corazon. Mad. á 2 de Mayo de 1778. Franco. Bayeu [rúbrica]. Amº. Dn. Martin Zapater”.

M.P.nº.13 5-IX-1778
“Amº mio: Cierto es qe. esta Vm. equibocado de aberme escrito, Sea enorabuena la llegada y de qe. le aya ido bien con los Gabachos, y se le ha pegado algo seremos mas Amigos.
Costillares no torea por estar desgraciado con los señores del Hospital, el motibo es, qe. pidio mucho por cada fiesta y no se lo han querido dar, y el no se ha querido bajar, porqe. tiene mucha proteccion y Grandes qe. lo mantienen á todo gasto y le pagan las fiestas como si toreara, mucha falta lo halla el Pueblo pues escepto la primera fiesta todas las demás no se ha llenado la mitad de la Plaza, y asi este año pierde mucho el Hospital aunqe. ha hecho todos los esfuerzos en traer 2 famosos manchegos, qe. aora lo son por lo malo, (los hechamos fuera). La Puta de Malaga ha inviado otro con mucho credito pero peor que los referidos, y asi nos estamos solo con el Conpadre Romero qe. aunqe. es buen torero no estanto como lo alaban;

No soy apasionado solo del qe. sabe, y á mi entender no es capaz de obscurecer á Costillares Romero si esta de dia, mata fuerte, pero deguella mucho quasi siempre se deja la espada dentro, y meterla la meten los mas y sacarla solo la saca un torero, á Costillares jamas se le be soltar la espada de la mano en un rebes con el salero del mundo saca su espada. Este año han tenido los Principes 6 toros de muerte y Romero y Costillares los hantoreado qe. han hecho pasmos, Pero Costillares ha sido primera espada que estan los Romeristas qe. los lleba el demonio, los apasionados de Costillares son desde sus Altes. asta el mas minimo de los SS. y á la contra con Romero Chisperos Bagos Gariteros y tunantes, y toda la Carniceria; Conqe. no se acredite Vm. de sujeto ordinario y digale Vm. á aquel Anjelico qe. hobre como quien es y en suma le digo á Vm. qe. es famoso torero Romero, pero me atrebo á jurar qe. sabe mas Costillares en todo lo qe. es arte de torear Este es mi dictamen y qe. Yllo, aunqe. no para matar pero tanvien era bueno para eso, de mi dictado es el famoso Daza qe. se lo he oido de su boca, todo es pasiones, pero aseguro a Vm. qe. si Costillares huviera toreado no halabarian tanto á Romero. Nuñez es bizarro y creo que guste mas qe. Gomez aunqe. creo no sepa mas, pero es mas jinete, y de continuo mas animoso, y guapo, y diestro. Dios sobre todo, y luego dira Vm. lo qe. le pareze de lo qe. digo y haya sucedido. Mande Vm. á su Amº. de corazon. Oy a 5 de Se. de 78. Franco. Bayeu [rúbrica].Sr. dn. Martin Zapater”.

M.P.nº.10 12-IX-1778
“Amº. Dn. Martin Zapater, me halegro guste Vm. de Costillares, y le gustara mas si be á Romero, Se qe. biene frayle á llebarse lo mejor qe. pueda, y en defecto de Romero llebarse á Costillares, esto rasca y pica, porqe. no querra ir á suplir faltas, y mas qe. en ninguna parte quiere torear sino le dan mas qe. á Romero (no por el interes solo por el onor) asi lo ha hecho este berano en una fiesta inmediata a Madrid qe. Romero tenia ajustados los toros á 300 rs.von. cada uno por matarlos, no pudo ir, y llamaron a Juachin, el qe. no quiso ir si no le daban un Real mas por cada toro conqe. fue el ajuste a doblon de áocho de los bichos, á mas de esta circunstancia esta á torear en Cordoba qe. lo ha hecho ir la Duquesa de Alba (segun me han dicho) Conqe. me parece qe. si pueden Vms. conseguir a Peseta no sera poco.
El mes qe. biene me boy á Aranjuez á pintar la Capilla del Rl. Palacio, y á Zaragª. no ire que no pase un año; mande Vm. a su Amº. Oy á 12 de Se. de 78. Franco Bayeu [rúbrica]”.

M.P.nº.12 16-IX-1778
“Amº. Dn. Martin Zapater. Joseph fraile vino á buscar toreros se balio de mi, y aunqe. pude con facilidad aber hecho benir á Costillares (qe. esta en Cordoba) no quise, solo qe. llebase á Romero y su quadrilla, solo porqe. por la nobedad acudira jente y tendra ganancia el Arrendador, y para qe. bea Vm. y todos qe. todo lo qe. reluze no es oro, Vm. bera qe. aunqe. es buen torero no es tan diestro como el otro y qe. todo lo que Dn. Pedro Grueso pondera espansion, su quadrilla se pinta sola, (ello dira) treze mil res. se le lleban al pobre frayle, qe. es una infamia pues se han balido de la ocasion, no creo que los ganen.
Le estimare á Vm. en el alma qe. al instante me aga una nota individual de las estocadas qe. dé Romero á cada toro, las buenas lejitimas á ley, como buenas, y bajas y los degollados y espaldillados, qe. de esto abra mucho, Esta nota la quiero, qe. sea sin pasion y berdadera aunqe. sea cont[r]ami, y si es asi, no la enseñare, pero si sale como me pienso, ya les ha caydo la loteria á algunos.
Gomez y Nuñez los ajustamos 30 doblos. por cada fiesta a Gomez, y un doblon de á 8 menos en las 2 fiestas, a Nunez. Estos son mozos de Garbo, Cuyde Vm. de ellos, no le refelinden sus firistelas polastro (?): Tend[r]an Vms. los toros el martes y miercoles proximos: Encomiendeme Vm. á Dios aquel dia qe. estare triste; mande Vm. á su Amº. de corazon. Franco. Bayeu [rúbrica]. Oy á 16 de Se. de 78″.

M.P.nº.11 19-IX-1778
“Amº. Dn. Martin: Romero ba con animo de azer quanto le sea posible para quedar con lucimiento superior á Costillares, pues ha hecho qe. sus Amigos lo esperasen, y ba con animo de matar los con el sonbrero, pero advierto á Vm., qe. aunqe. lo haga no tiene merito pues primero lo prepara con la muleta, y á la ultima benida la bate y se quita el sonbrero y le da la estocada y eso en este caso lo mismo hace el sonbrero qe. la muleta pues el enpuje de la espada libra el cuerpo, ó da lugar para librarlo, y en prueba de ello el buen torero a la benida de dar la estocada debe rollar una buelta la muleta para el desenbarazo, & La abilidad, y gracia es el prepararse el toro solo con el sonbrero desde el principio y pasarlo con el las beces necesarias como si fuera muleta, y matarlo y todo, con el, (como acia Martincho y los famosos Nabarros) lo demas es engaña tontos qe. el ultimo golpe sirbe (?) lo mismo sonbrero qe. muleta. Noticia individual pido en el dia de lo qe. pase y al otro correo, todo y aur. De Vm. siempre. Oy á 19 de Se. de 78. Bayeu [rúbrica]”.

M.P.nº.14 26-IX-1778
“Sr. Dn. Martin Zapater, mi Amº. y Dueño: El encargo qe. me aze Vm. de qe. busque a Costillares me lo hace el Sor. Allue; Ayer llego de Cordoba, oy lo he visto y tratado con el, se ha escusado de ir y mucho, y por mis instancias ha cedido, la racon qe. da, es qe. les debe mucho a los Aragoneses y por eso no se atrebe á pidir un precio tan desordenado, y qe. por causa de su estimación, y la bulla que avia en Madrid y lo qe. le afarian (?) si cedia la preferencia ha hecho animo de no torear a no ser que lo distingan aunqe. sea un ochabo, y asi dice qe. ira á Zaragª. en los terminos qe. Romero con su quadrilla pero le han de dar una peseta mas qe. al otro, qe. si ba solo le corresponden ocho mil reales. Y qe. en adelante ira por los precios regulares á no ser que aya competencia y qe. si Romero uviese ido por un doblon de a ocho tanvien ira el por otro y diez maises., qe. el dinero á el no le aze pero si su onor; conqe. Amº. malo lo beo es cierto no ira sino es con las circunstancias dichas pero creo qe. si ba el ara ir jente, qe. supla el desorden del ajuste, y crea Vm. qe. entonces seria berlo. Mande Vm. á su Amº. Franco. Bayeu [rúbrica] Mad. a 26 de Se. de 78″.

M.P.nº.15 30-IX-1778
“Amº. mio escrivi a Vm. lo qe. practique con Costillares y lo qe. respondio Dn. Domingo Thomas tenia orden de la Sitiada para lomismo qe. yo, y se balio de mi y los dos ibamos á una por qe. se dibiertieran nuestros Amos. y hemos savido ayer qe. con orden. de dicha Sitiada Gomez y Romero han ajustado toreros, y bien malos, y oy ba carta certificada con los nombres de los qe. an de ir, á la Sitiada, Estallo el de Casa de Urries la envia Dn. Domingo esta qe. brama y yo nada menos, de ber qe. aun en la jente baja no suceden cosas semejantes. Nosotros (con la potestad qe. ha traido Romero) hemos pasado plaza de enbusteros, entre los Romeristas, qe. nos sacabamos eso de la cabeza por alabar a Costillares & de modo qe. ayer no me perdi, porqe. se acobardo quien me puso en el estado que si esfuerte bolo palomo; Conqe. Amº. en mi bida quiera istorias semejantes (Dios se les pague á esos SSes).
Segun la carta de Vm. y demas Amos. tanto Romero como sus compañeros jamás han hecho aqui tanto, pero no me basta para creer qe. sabe, pues esta lejos de ser torero, El es lo mismo qe. si yo no supiera mas qe. pintar retratos bien, y ignorara todas las demas partes de mi profesion, qe. no supiera ni conposicion ni efecto ni carazter, & de modo qe. si asi fuera no sabria pintar las bobedas de la Virjen ni otras cosas qe. ocurren; Y asi Romero no es torero mas qe. en una parte de su oficio, Solo con su espada y no hay que sacarlo a otra cosa, qe. en ese caso es menor qe. sus compañeros, y en la espada no es tanto como quieren qe. sea sus apasionados, qe. confunden el balor, y la fortuna, con la destreza, qe. es necedad, yo digo y dire qe. Costillares sabe mas sin conparacion y sale de los peligros con mas facilidad, y otro salero para todo. Cada loco con su tema este es el mio, quede Vm. con Dios. Oy á 30 de Se.de 78. De Vm. siempre Franco. Bayeu [rúbrica]. Sr. Dn. Martin Zapater”.

M.P.nº.52 s.f. (3-X-1778)
“Amº. Dn. Martin trabajos me ha costado y dificultades he vencido pero ba Costillares con todo honor aunqe. envia toreros Romero pocos malos y caros, Costillares morira o vencera, aunqe. no lo pueden cojer los toros, pues segun mi dictamen solo lo puede [lla]mar Dios á ese hombre. Cuydado con acerle honor buscarle protectores, y las papeletas bengan bien onorificas; el martes escrivire a Vm. las circunstancias conqe. ba. ábur Oy a 3. El biernes estara ay Costillares. De Vm. spre. Franco. Bayeu [rúbrica]”.

R.M. 7-X-1778
“Señor Goya o el Demonio vibe Vm. o se ha muerto?
Bibo y sienpre para serbirte Alma de mierda que por las cartas de toreros se que estas bueno, y en Zaragoza, pero en el Juicio de Toreros no estas, pues no te gusta tanto Romero como Costillares y eso que el de mas juicio de los que an escrito a Francisco as sido tu, pero an causado mucha risa en Madrid esas cartas. Como si aqui no conocieramos al sujeto, benian con fe de escribano algunas de ellas. Baya baya chiquio que soys unos porros boto ba en Dios que aora ba Costillares y no se necesitaran fees de escribano. Yo me rrio, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja az tu lo mismo y creeme chico la adotacion para esa Academia me an dicho que a salido, que son cuarenta mil reales de vellon. Me alegrare que se inbiertan bien a Dios y Siempre el mismo y tuyo. Francisco de Goya. Madrid 7 de Octubre de 78. Amigo y Amigo mas Amigo Zapater”.

M.P.nº.51 s.f. (c. 17-X-1778)
“Amº. mil gs. por la papeleta esta excelente, la mia y la de Piran han corrido medio mundo algo han hecho callar á los obstinados abur. Bayeu [rúbrica].”

M.P.nº.20 24-X-1778
“Amº. mio; El dia qe. recivi las de Vm. marche al Escurial, á enseñar los diseños (de lo qe. he de pintar en Aranjuez) al Rey, y a todas las personas reales, quedaron contentisimos & y por este motivo no respondi a Vm; es inponderable el gusto que he tenido de lo bien qe. se ha portado Juachin, no me ha servido de nuevo pues se qe. en mojandole la oreja no ay quien lo desluzca, y lo qe. mas me ha gustado es qe. contra el fuerte de Romero haya salido ayroso, pues segun las relaciones ha muerto mejor qe. su Contrario, siendo asi qe. Romero, jamas ha hecho aqui lo qe. en Zaragª. El dia de la Virjen del pilar hubo aqui toros y estubo Romero desgraciadisimo tarde y mañana, dio á un toro treze estocadas 3 medias y 10 punzadas, los demas muy mal y solo uno bien, y mato 8 qe. fue una irrision. El juebes no mato mas que 2 y no bien de modo qe. con las noticias (qe. son generales de Zaragª.) y lo qe. aze en el dia Romero ha ganado mucho Juachin. En el sitio ha avido broma qe. a boca se la diria a Vm. asi no me atrebo, Mil gracias por lo qe. ha hecho Vm. por el qe. lo agradecco; y por las humoradas & qe. nos pintamos solos. Dios ayude a los nuestros y cayga el qe. cayga: Ay ban los retratos de los dos Eroes el de Romero se caga de miedo, y el de Juachin pareze qe. bayla, baliente salbaje el qe. lo ha hecho, pero Juachin canpa mamarracho por mamarracho . Abisaré á Vm. de mi partida y abur. Oy á 24 de Se. de 78. Siempre Amº. de Vm. Franco. Bayeu [rúbrica]. Amº. Dn. Martin Zapater.”

M.P.nº.17 22-VII-1780
“So Pelotas: tendra Vm. todas las refelistelas q. me encarga para qdo. benga Perales, todo a la ley…Costillares aze pasmos, de cada dia es mejor torero, y el otro es de cada dia peor, qdo. nos beamos hablaremos de estas tontunas. ábur. Mad. a 22 de Julio de 80. Siempre Amº. de Vm. Franco. Bayeu [rúbrica]. Amº. Dn. Martin Zapater”.

M.P.nº.18 6-IX-1780
“…Costillares ya esta bueno antes de ayer estubo en los toros en un balcon hecho un cadaber . Hubo toro qe. le dio Romero 6 estocadas brabo pelotas tendremos para las fiestas. Abus y mandar á su berº. Amº. Franco. Bayeu [rúbrica]. Oy á 6 de Se. de 80″.

M.P.nº.19 23-IX-1780
“Amº. Dn. Martin Zapater. El Lunes 25 por la tarde (aunque no vea los toros) o el 26 por la mañana salimos para Zaragª…”

II- NOVILLOS EN CARABANCHEL (1784)

Este es un momento clave en las carreras de Francisco Bayeu y Goya pues marca la decadencia del primero y el inicio de la ascensión del segundo en la Corte debido fundamentalmente al modo en que son recibidos sus respectivas obras para el templo de San Francisco el Grande de Madrid. Sabemos bastante de esto momento gracias a una serie de cartas, todas ellas destinadas a Martín Zapater, que así se había convertido en privilegiado confidente de esta situación. Por su parte Bayeu sigue hablando de toros y parece bastante ajeno a la situación planteada. Así el 14 de octubre escribe a Zapater lamentando que en Zaragoza no hayan tenido corridas y adelantándole, como personaje bien informado, que se está gestando la prohibición de las corridas ya que éstas no gozan del beneplácito de Carlos III, este es el sentido de su frase: “Me parece que según el Planeta que reina pocas fiestas verás”. Prohibición parcial que será efectiva al año siguiente, la cual, aunque con excepciones para los festejos que tengan como fin recoger fondos para obras de beneficiencia y obras públicas, supondrá un evidente contratiempo para este espectáculo. Así, por ejemplo, Zaragoza no tendrá corridas, ni de toros ni de novillos, desde 1784 hasta 1789, cuando sube al trono Carlos IV.
De la situación anímica de Goya tenemos un privilegiado testimonio gracias a una carta de Camilo Goya, el hermano sacerdote del pintor, a Zapater fechada en octubre de 1783. Es una carta muy emocional pues en ella insinúa que el propio Bayeu censura que Goya haya logrado una capellanía de Chinchón para su hermano y, por ello, éste le recuerda cómo está Goya todavía muy resentido por la bronca con su cuñado acerca de las pinturas de la “Regina Martyrum” de El Pilar. Dice Camilo de su hernano que “aunque Dios le ha dado fortuna y habilidad, está esta perseguida con tanto esfuerzo que ya no son capaces de obscurecerla (pues no es Zaragoza este pueblo) le quitan la paciencia diciendo si ha dicho, si no ha dicho, y revolviendo con sus mentiras todo lo que pueden pues en la hora en que escribo tengo el corazón muy sobresaltado; siendo así que no dice lo que podría decir, lo peor es que logran de este modo el que aborrezca la pintura, y no pudiendo quitarle la habilidad logran el que no continúe, o al menos está expuesto a ello, porque no pueden sufrir que logre tanto obsequio ni alcance tanto honor de todos los demás”(18-X-83) .

Efectivamente Goya había logrado la protección del Infante Don Luis, hermano de Carlos III que, aunque extrañado de la Corte, le facilitó el trato con personajes de relieve, como el arquitecto Ventura Rodríguez. Además en el verano de 1781 se habían seleccionado los pintores para ornamentar San Francisco el Grande y Goya había sido seleccionado junto a Francisco Bayeu y Maella. Desde el comienzo de este encargo, un gran cuadro “de nueve varas castellanas de alto”, Goya lo consideró como “una competencia formal” y así se lo había escrito a Zapater (25-VII-81), por ello se empeñó a fondo en él porque quería desquitarse de las humillaciones recibidas por el asunto de El Pilar, Así escribe a su amigo: “Como…trabajo en el borrón para San Francisco, me estoy callandito”(29-VIII-81). En enero de 1783 los cuadros estaban ya realizados y Bayeu había llevado obsequiosamente el suyo, que era el destinado al altar mayor, a Palacio, donde tuvo una acogida tan negativa que el Principe de Asturias, enfadado, dijo al arquitecto Juan de Villanueva: “Dile a Bayeu que es un bestia”. Goya se había enterado de esto y se lo escribió confidencialmente a Zapater, pidiendo reserva, aunque explícitamente consideraba a Bayeu como su enemigo (11-I-83).
Contrasta la ansiedad que se percibe en Goya por ver la acogida que tiene su cuadro, “La predicación de San Bernardino de Siena”, con el despego que se percibe en Bayeu respecto a su obra. Así cuando se descubren los cuadros y, según Goya “se empieza a hablar ya bastante, y que será mucho mejor que os enteréis por otros la justicia que se hace”(3-XI-84), Bayeu no toca el tema y, en cambio, habla en sus cartas a Zapater de las novilladas en Carabanchel de manera bastante prolija. Por su parte Goya no hace entonces la menor referencia a estos festejos y se muestra sólo interesado por las vicisitudes de su obra y por el inmediato parto de su mujer. Nos parece que esta actitud de Bayeu sólo se explica pensando que que el artista estaba tan endiosado que no se le ocurría pensar que nadie pudiera poner pegas a una obra suya, o bien que era sensible a estas críticas y quería no hacerse eco de ellas. Por nuestra parte pensamos que lo más probable sea lo primero, de modo que el artista podía permitirse el lujo de ir a los toros a Carabanchel tan tranquilo.

[TRANSCRIPCIÓN DE LAS CARTAS]

M.P.nº.24 14-X-1784
“…He sentido qe. no ayais tenido toros, y te aseguro qe. segun especies qe. tengo oydas, se yran acabando en toda España, Conqe. si no te bienes al berano á Madrid á ber algunas fiestas (Si esqe. duran el año qe. biene) me parece qe. segun el Planeta qe. Reyna pocas fiestas beras, conqe. Amº. paciencia qe. yo tamvien lo siento…Dios te ge. T[oled]o á 14 de Oe. del 1784 Tu Amº. Franco. Bayeu [rúbrica]. Amº. mio”.

M.P.nº.28 17-XI-1784
“…Mañana ay toros, por ultima fiesta (si no lluebe) qe. por eso han llegado asta de aora. En Caramanchel ay 3 fiestas de novillos excelentes con plaza de propio con tablados, y por dinero, qe. sera para acabar la torre de la Yglesia ba la Justicia de Madrid á mandar yra toda la jente de broma de aqui el Domingo enpiezan, lo qe. aya te lo dire. No ocurre otro á Dios. Tu Amº. Franco.Bayeu [rúbrica]. Mad. á 17 de Ne. de 84″.

M.P.nº.27 20-XI-1784
“…Mañana boy a Caramchel avisare de esa novillada; Antes de ayer fueron buenos los toros y toreros, solo nos engaño un Negro qe. monto en un toro, y siendo asi qe. salio enmaromado del toril se les escapo rompio la soga costo trabajo el bolberlo a sujetar con todo qe. llebaba con la s[o]ga enrredado en madero á donde lo ataron, y Costillares le hecho otro lazo y á otro madero lo ataron, y el qe. llebaba colgando con una azuela le cortaban la soga y las astas aun tiempo salio el otro toro y eran conocidos nada yzo, no pudo matarlo al suyo en cien ragonazos en la nuca y lo mataros [sic] los toreros, se yzo de noche y faltaban dos toros, salieron abscuras, y toda la gente empezaron con los eslabones á alumbrarse. hubo un Demonio qe. encendio una cerilla y fueron tantas las qe. al punto se encendieron qe. pasarian de trescientas y ámas muchos faroles, y luego avia 4 toros muertos en la plaza y qdo. los sacaban las mulas yba toda la jente álumbrando uno en uno á los quatro entierros. No ocurre otro. á Dios. Mad. á 20 de Ne. de 1784. Tu Amº. de corazon Franco. Bayeu [rúbrica]”.

M.P.nº.25 24-XI-1784
“…Los novillos de Caramanchel fueron talqual, y estubo toda la broma de Madrid, Un tablado se undio, y solo se maltrataron dos uno en un ojo, y otro en el cuello, y aunqe. han dicho hubo mil desgracias, es mentira. Dios te ge. Mad.á 24 de Ne. de 1784″.

III- EPÍLOGO: CORRIDA EN MADRID (1794)

Han pasado casi diez años desde las novilladas en Carabanchel y la apertura al público de San Francisco el Grande, están en la plaza de toros de Madrid los dos cuñados, Bayeu y Goya, ambos han sufrido graves enfermedades en este periodo y todo indica que han normalizado sus relaciones personales. Bayeu escribía hace cinco años a Zapater: “Yo he estado 3 meses malo, y aun estoy estropeado”(30-IX-89), por su parte Goya es un verdadero superviviente, enfermó en Sevilla a comienzos de 1793 y llegó a Cádiz medio muerto. Zapater escribe entonces a su anfitrión, Sebastián Martínez, que “como la naturaleza de mal [de Goya] es de las más temibles, me hace pensar con melancolía en su restablecimiento”(19-I-93). Pero se recupera, aunque queda completamente sordo y “con ruido en la cabeza”(29-III-93), sobrevive hasta 1828, sorprendiendo a todos con su espíritu y creatividad. Bayeu, en cambio, fallecerá pronto, al año siguiente y después de una larga enfermedad, meses antes había escrito a Zapater que estaba “lidiando con la muerte y con 9 medicos contra mí”(25-V-95). Pero ahora en un palco de la plaza los dos cuñados asisten a un triunfo de Pedro Romero, que acaba de volver de Andalucía. Bayeu conserva hacia él reticencias, pero reconoce “que otro Perico no habrá”, bien es verdad que su ídolo Costillares se ha tenido que retirar por un carbunco en la mano que le impide manejar la espada y le llevará a la muerte en 1800. Esto nos hace reflexionar sobre cómo son de mudables los apasionamientos en los espectáculos, quien un día está en lo alto, al día siguiente cae en el olvido si no es capaz de satisfacer a su afición.
Pedro Romero será retratado por Goya en una pintura que, por su calidad, irritará al antitaurino Vargas Ponce y este retrato permanecerá en la colección del pintor. Pedro Romero se retira pronto por problemas de conciencia pero, tras la guerra, volverá a la arena para dirigir la Escuela de Tauromaquia de Sevilla y morirá longevo y sentencioso en 1839. También Goya retrata a José Romero, hermano y rival en los ruedos de Pedro, pero éste es un retrato más de compromiso quizás encargado por la Duquesa de Alba. Goya trabajará en escenas de tauromaquia hasta su muerte, aunque a veces se percibe cierta censura en sus obras por la violencia que generan. Sin embargo del verdadero aficionado que fue durante toda su vida Francisco Bayeu, no parece haber catalogada ninguna obra relacionada con el tema taurino, lo cual, si es que verdaderamente es así, no deja de ser una gran paradoja .

[TRANSCRIPCIÓN DE LA CARTA]

M.P.nº.42 3-IX-1794
“Amigo mio, buena noticia me das conqe. mi chanpa no ira [ileg.] aora ni en adelante, para otro qe. para los corrales, qe. no le sera de nuebo porqe. aunqe. no ha servido al baliente Canpuzano, sirvio al guapo Baltasaret.

No murio el tio Pedro en Malaga, antes ha benido famoso y lleno de salud y aplausos, porqe. dicen qe. en la fiesta primera dio al primer toro qe. mato 7 estcs. al segundo 5 al tercero 3 y al cuarto 1 qe. son 7531 qe. en castellano son sietemil quinientas treinta y una; En esta fiesta de ayer te aseguro parecia un Sn. Jorje, tarde y mañana, con tanto acierto y dominio qe. dio las estocadas qe. quiso 2 ó 3 á cada uno, qe. para el esto es una abicoca y aunqe. fueran ciento daria si fuera menester, y como otros qe. aunqe. ayan tenido merito y servicios arto han hecho de dar una y gracias qe. no entrara el cachetero, y asi desengañemonos qe. otro Perico no abra; en prueba de ello ayer estaba Goya en mi balcon, y el ultimo toro qe. mato el tio Perico, le dio una famosa y penetrante estocada de la qual pensamos avia muerto el toro, nos pusimos a fumar sin atender a lo qe. paso entretanto, á lo qe. nos bolvimos a colocar en el puesto me pregunto Goya, Es el toro qe. en cierta ocasion le dio una estocada Perico, le dije qe. si, pero qe. por su inquietud y no haverse savido cuydar, se moria qe. si no tal bez huviera escapado; conqe. Finis coronat opus.

Ante de ayer me izo yr Piran á su casa á ber y reconocer lo qe. ha hecho pintar en su casa qe. es toda ella Paredes techos alcobas & y una capilla de estucos para una ymagen de Nª. Sra. del Pilar qe. tiene de marmol primorosa, y como Piran es de corazon grande, no se paro en ajustar ni ber á qe. ascenderia dicha pintura, y aora le piden setenta y cinco mil reales, y el pensaba qe. lo mas qe. costaria era cien doblones, Es mucha pintura qe.ay qe. el pintor no pide desordenadamte. y asi le dije qe. paraqe. se metia en esos berenjenales sin tomar mi consejo me respondio qe. el por el no lo uviera hecho ni aun pensarlo sino qe. tu le avias mandado qe.a tu costa te iciera acer una abitacion de tu casa paraqdo. te ocurriera benirte alguna temporada á Madrid: me quede elado del poco entendimiento del uno y del otro, de el. de ponerse agastar tu dinero sin saber como, y de ti, de ber qe. poca estimacion tienes a mi berdadera amistad, pues sabes qe. te he brindado con mi casa, y que abundante, y aunqe. estuviera años no me estorbarias, antes me serviria de alegria y sabes qe. no envido de falso, y qe. todo lo qe. tengo es de mis Amigos, pero no quiero mas qe. lo qe. ellos quieren, tu tenias por escusados esos gastos, y me complacias a mi, pero sea Dios servido del modo qe. sea su bolumptad.
Recibe memos. de mi parta. la qe. desde qe. ha estado en Zaragª. no para de rezar para qe. los Franceses no la dejen vivir ni morir en pecado mortal, á Dios. M. á 3 de Se. de 94. Tu berdro. Amigo. Franco. Bayeu [rúbrica] Amº. Dn. Martin Zapater”.

Alvaro Martínez Novillo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...