viernes, 29 de agosto de 2014

Regreso al futuro de la Tauromaquia

29 de agosto de 2050. Corrían los primeros años del siglo XXI, y los aficionados a los toros y profesionales independientes se encontraban inmersos en un mar de irregularidades en la Tauromaquia: Afeitado, ganaderías que no fueran del encaste predilecto de las figuras que desaparecían, amenazas en las redes sociales, telefónicas e incluso en las plazas, apoderados-empresarios-ganaderos gobernando totalmente, carteles cerrados a toreros jóvenes y con interés...

La búsqueda de la transparencia y coherencia en la Tauromaquia comenzó como una bandera para todos éstos. La gente se cansó del fantasma de las amenazas, de la corrupción y los atropellos que día tras día se cometían contra la Fiesta de los Toros.

Fue una revolución maravillosa llevada a cabo contra una Tauromaquia corrompida y mafiosa en la que el toro se había convertido en mero utensilio para ganar dinero, perdiéndole el respeto, incluso por ciertos rejoneadores llegando a morder con su caballo el lomo del animal en plena actuación.

La afición despertó y se unió, pidió transparencia y coherencia en los despachos, pidió abrir carteles donde las figuras se enfrentaran a toreros emergentes, donde se enfrentaron a todos los encastes, donde los precios de las entradas se equipararon al momento económico que atravesaba la sociedad.

Los profesionales corruptos poco a poco fueron desapareciendo, nuevas generaciones de empresarios con ideas renovadoras llegaron. Se creó una Federación Taurina Española, que defendía los intereses de todos los estamentos, (incluso a aficionados), y ataques que llegaban desde fuera. La Tauromaquia comenzó a ser vista de distinta manera por la Sociedad. Llegó a los colegios, a los institutos, la televisión pública la trataba como una parte más de la información en los telediarios, retransmitían corridas como un evento más sin perjuicios...

Hoy, 29 de agosto de 2014, vuelvo del futuro y me encuentro que la Tauromaquia ha optado por la desinformación y la corrupción. La Fiesta, gobernada desde las oficinas de empresas autoritarias, ha sido olvidada por la sociedad, es más ha sido excluida socialmente...Unos pocos aficionados buscan transformar la Tauromaquia y están terminando por desistir bajo amenazas. Otros, ajenos a todo esto, aplauden todo, son fanáticos narcotizados por no se qué Arte de Torear. Juventudes que avalan a una mafia organizada, y que terminará por gobernar, junto con los grandes señores de las empresas taurinas corruptas, la Fiesta de los Toros, esta que se desangra tras un feo bajonazo, y varios, muchos, descabellos.

Foto:
"Tendrá que haber un camino" de Rubén Arévalo

jueves, 28 de agosto de 2014

Sobre la Goyesca de Ronda y su emergente y peligroso "elitismo"


La Tauromaquia ha de ser un "arte de todos". Dos de las pesquisas necesarias para mantener la Fiesta son abaratamiento de precios y educación.

Solo se podrá mantener y ampliar el elenco de personas insertadas por la Tauromaquia si sembramos desde ya en niños y jóvenes de todas las clases sociales el conocimiento necesario y la sensibilidad por el toro, por el torero y por lo que significa el rito. Es urgente, ya que cada vez hay menos interés entre los más pequeños de la sociedad.

Como ven, he recalcado lo de "de todas las clases sociales", porque esta semana hemos tenido acceso a los precios de las localidades para la goyesca de Ronda, una barbaridad. Se ha convertido acontecimiento taurino con carácter elitista pasando a ser un espectáculo prohibitivo para la mayoría de los mortales por los precios desorbitados que presenta.

¿Como pensamos que la gran mayoría de las personas que se acuestan cada día con problemas económicos van a gastarse ese día entre 70-82 euros (la localidad  más barata) para comprar entradas para esa corrida?, ¿Cual es el plan (que otras empresas han puesto en práctica), de la empresa de Ronda para que los desempleados, jóvenes y niños se acerquen y pasen un día en este acontecimiento tan históricamente importante en el calendario taurino?, ¿Acaso el común de los aficionados, con medios económicos básicos se han convertido en "excluidos", y la goyesca se ha convertido en un espectáculo elitesco?...

Creo humildemente que se equivocan, que todos nosotros aficionados, toreros, empresa, ganaderos, subalternos trabajemos en educación y precios, para llevar la Tauromaquia al puesto de interés en el que ha estado durante siglos en la sociedad. No podemos privar a niños, jóvenes y personas con medios escasos de deleitarse de espectáculos como la Goyesca de Ronda, no nos lo podemos permitir. por el bien de la Fiesta de los Toros, por el bien de todos.

Imagen:
Real Maestranza de Caballería de Ronda. Corrida Goyesca. Foto: ABC Sevilla

Manolete, gloria y sentido de la Muerte.


Advierto que este post puede parecer duro, pero mi intención es intentar explicar lo que significa para mí Manolete desde el punto de vista de lo que supuso su muerte para la historia de la Tauromaquia. Para ello, siempre he tenido en mente un cuadro de Andrea Mantegna desde el día que lo estudié y la impresión que me produjo su "Cristo muerto", de 1480.

A Manuel Rodríguez "Manolete", por desgracia, solo he podido verlo torear por vídeos y fotos. Pero su figura, para mí, es colosal porque su desgraciada muerte, (como la de todos los toreros y subalternos de la historia), supuso un sacrificio para engrandecer la Tauromaquia. La comparanza con Cristo muerto viene porque, también la muerte de este fue un "regalo" para los creyentes, renunció a su divinidad para hacerse humano, hombre y cuerpo. Manuel, como el resto de los toreros, renunció ser hombre para hacerse divino y volvió a renunciar un 28 de agosto de 1947 en Linares, para hacerse hombre.

El cuadro de Andrea Mantegna muestra a un hombre pálido, un cadáver con heridas, un Dios que ha muerto, la impresión que causa sin embargo la de Manolete, es por lo que significa, por la herida que dejó en el Toreo.

La muerte del torero cordobés es de las que se puede decir que hace ver al resto sociedad que la Tauromaquia tiene sentido. El torero lo es porque se enfrenta a ella con pasión y nosotros, los aficionados, la sentimos como propia porque, rayando lo grotesco, aceptamos que en cada tarde de toros puede suceder en cualquier momento, y el triunfo además de artístico al finalizar una corrida, reside en haber sorteado esa muerte impresa en los pitones de un toro.

Volviendo y para terminar, las fotografías de Manolete me hacen sentir interiormente, estar ante un hombre para el que torear era una forma de padecer, en el sentido sagrado que da este verbo. Sus ojos tristes, me muestran una gran resignación ante ese "padecimiento" sabedor que el toro es su modo de vida y que su muerte, si es que llega en algún momento, daría sentido a la Tauromaquia y Gloria eterna a él: Manuel Rodriguez "Manolete". 

Imagen:
Manolete y el Cristo Muerto de Andrea Mantegna, 1480.

lunes, 25 de agosto de 2014

Respuesta al tweet del colaborador de Canal Plus


Muchas cosas buenas han pasado en el fin de semana, pero me quedo con el malestar que me produjo un tweet, (ojo, muy en su derecho de opinar y yo de no compartir y criticarlo), de un colaborador de Canal Plus, donde se venía a decir poco menos que las figuras dejasen de matar encastes y se dedicaran a solo uno:
Creo que eso no es precisamente sumar, esa palabra que tanto gusta decir a los taurinos. Cierto que hubo toros que no sirvieron en la corrida de La Quinta del sábado en Bilbao, que a la postre fue la que ocasiono tan funesto comentario, pero también los hubo que sí. Mi afición se basa en aprender y ver de manera consciente, para poder valorar a los toreros con diferentes tipos de toros. Dos toros malos lidiados por una figura del toreo, no pueden ser el detonante para que se dejen de matar encastes por ellas.

Critico el tweet del colaborador de Canal Plus porque creo que cultivar una visión diferente frente a toros de un mismo encaste es una experiencia, que si eres aficionado, resulta apasionante y muy gratificante, además de servirnos para valorar a los toreros que se enfrentan a ellos, con los aciertos y los fallos del artista en cuestión. Los toreros que han olvidado los encastes no se dan cuenta de que al emprender ese proceso, se unirían a los maestros de todas las épocas. Todos estos aprendieron a interpretar el toreo frente a todo tipo de encastes, seguro hubo toros malos, pero no cejaron en el empeño, y encontraron por el camino toros buenos.

Torear todo tipo de condiciones, además ayuda a desarrollar una habilidad técnica que enriquece su maestría: Arrancadas, reacciones, largura o cortedad, embestidas fieras o geniudas, volumen, distancias, etc...ahora solo están acostumbrados a un tipo de comportamiento, con más o menos bravura, y nobleza, pero siempre el mismo comportamiento.

Trato de ser objetivo, por eso critico el comportamiento de esos dos toros, pero hubo toros que sirvieron. Y al colaborador de Canal Plus solo decirle que la capacidad de exploración del torero sobre diferentes encastes, la percepción del toreo sobre el triunfo no creado frente a estos toros es lo que sumaría. Y no esa opinión moderna que usted, colaborador de Canal Plus vende, esa de torear y pensar que la única lidia posible es frente a toros de un encaste concreto. Esa, directamente, no me interesa y empezaría a importarme poco que la Tauromaquia terminara, sería totalmente agnóstico ante ese pseudo-arte de torear.

Imagen:
El Juli frentre al primer toro de La Quinta el sábado en Bilbao. Foto: Arjona para www.aplausos.es 

sábado, 9 de agosto de 2014

Manifiesto contra el terrorismo antitaurino


Permítanme que utilice este Blog para propagar este Manifiesto, pero cada día que pasa me doy más cuenta de la tragedia taurina que se avecina. No hay día que no sepamos de una agresión verbal, o incluso física, que aficionados o profesionales reciben de personajes antitaurinos.

Profesionales taurinos, aficionados, periodistas, ganaderos, toreros, empresarios, subalternos...amantes de la Tauromaquia: No podemos seguir dejando pasar con indiferencia una situación que los sectores antitaurinos están convirtiendo en un crimen. Nosotros, con nuestra pasión, somos los depositarios de siglos de cultura, de historia forjada por criadores de toros bravos, esos mismos toros bravos y los valientes que se enfrentaron a ellos para crear Arte. Después de tantos esfuerzos, no podemos dejar que todo se destruya por un fascismo antitaurino y animalista. Debemos unirnos para hacer efectiva nuestra responsabilidad, defendiendo la libertad de acudir a las plazas, la dignidad de la Tauromaquia, su cultura y la educación con que un aficionado acude a un espectáculo para nada violento en el que, lejos de lo que defienden los incultos antitaurinos, no se va a disfrutar con el sufrimiento del animal ni ávidos de sangre, porque si así fuera, estaríamos enfermos y acudiríamos a un matadero como el que acude a una obra de teatro, y les aseguro que no es así.

No se puede argüir, para eludir la responsabilidad de movilizarnos y defender a capa y espada la Tauromaquia, que el peligro no lo es tal y que la Fiesta siempre ha estado amenazada. Es una inconsciencia no ver que las fuerzas reaccionarias que tienden a la destrucción voraz de la Tauromaquia y la herencia cultural que a lo largo de los siglos nos ha dejado, están cada vez en puestos más ejecutivos sobre todo en la Unión Europea.

Debemos hacer algo todos, unirnos, porque jamás como hoy día se ha pretendido estrangular tanto al arte de torear y sus instituciones. En todos los países taurinos deben alzarse los toreros, escritores, pensadores, aficionados etc, para unir sus fuerzas en defensa de la Tauromaquia y contribuir con sus acciones a la lucha por mantenerla, blindarla, y defender la libertad de elección a acudir o no a los cosos.

No hay en estos momentos ningún órgano que agrupe los esfuerzos y coordine la acción de profesionales (de todos los ámbitos) y aficionados. Los momentos que estamos viviendo, donde el terrorismo antitaurino cada vez se propaga más, exige que nos unamos como hasta ahora nunca lo habíamos hecho, para formar un potente frente de acción para la Defensa de la Tauromaquia.

Muchas gracias a todos, este es el objetivo de este manifiesto, la creación por parte de intelectuales, toreros, ganaderos, periodistas, aficionados, escritores, y todos los amantes de la Cultura Taurina, de un estamento de lucha frente al los ataques, cada vez más beligerantes y violentos, del terrorismo antitaurino.

Por la defensa de la cultura y la libertad taurina.

martes, 5 de agosto de 2014

En respuesta al artículo de Carlos Ruiz Villasuso en Aplausos


Contesto, desde la humildad que puede hacerlo un aficionado desde un "simple" blog, al escrito aparecido en la revista Aplausos, titulado "Pescar en las pescaderías", y firmado por Carlos Ruiz Villasuso.

En el mismo se da a entender que el aficionado que busca el toro con trapío, ¡ojo! siempre acorde con la categoría del coso, pero Trapío e integridad de la res al fin de al cabo, y no el que sea; el aficionado que busca el toreo de verdad, estético, con cánones y no el pase por el pase,...ese aficionado, purista, para Carlos Ruiz Villasuso, es el culpable de que se hayan dejado de dar corridas en ciertos lugares y por ello propone que se vuelva a la "fiesta" y que se recupere el toreo en dichos sitios "a costa de lo que sea"...

Mi respuesta al señor Ruiz Villasuso, viene por la senda del sentido del Blog. Para ello recurrí de nuevo a las enseñanzas de las teorías del Arte, y más concretamente a Nietzsche y su Nihilismo. El filósofo nacido en la antigua Prusia, pareció haber leído el artículo de Aplausos para definir Nihilismo, ya que para él este significaba "que los valores supremos pierden validez". Y digo esto porque según Villasuso, se tiene que volver a la Fiesta "sea como sea", pasando por encima de los valores que debieran estar grabados a juego en los cánones de la Tauromaquia.

Esos valores, (trasladando los pensamientos de Nietzsche a este escrito), del toro bravo con los cuales hemos tratado a lo largo de la historia hacer respetable a la Tauromaquia, en cuanto un "superhombre" era capaz de enfrentarse a la fuerza indómita de la naturaleza en forma de toro bravo, y que gracias al nuevo concepto de "La fiesta de los toros es, antes de toros, fiesta", los hemos despreciado al haberse apropiado de cierto sector profesional (toreros, ganaderos, empresarios, periodistas..), la idea que propone Villasuso del "sea como sea".

Todos los valores que han mantenido la Tauromaquia como rito, como peligro, como el último arte creado con la muerte, van cayendo en el olvido resultado de estos pensamientos y perspectivas de utilidad establecidas por quienes dirigen la Tauromaquia desde despachos y plumas, donde solo importa la "fiesta" y que el toro, desde que sale por chiqueros, sea de dominio humano.

Si hacemos caso a estas propuestas asistiremos al ocaso de la integridad y de la verdad de la Tauromaquia. En el momento en que Carlos Ruiz Villasuso nos propone recuperar sitios donde se han dejado de dar toros "sea como sea", está dando a entender que "todo vale". Y si todo vale en materia del arte de Torear, entonces ya todo nos será indiferente. Lo mismo nos dará como sea el trapío toro, si están mermadas sus astas, el toreo sin estética alguna y dar pases por dar pases, las estocadas caídas, sin puyazos,...si todo vale, entonces ya cualquier cosa valdrá, el sentido de la Tauromaquia ya no será importante, el toro será un mero instrumento para ofrecer "fiesta" al público y nada de lo realizado ante él será tomado en cuenta si no hay triunfo. Por ello careceremos de criterio y medida, y el arte de torear mismo dejará de interesarnos.

Recordar a Carlos Ruiz Villasuso, que en el arte contemporáneo, Manzoni nos ofreció su propia mierda enlatada, Beuys, su uña sucia de su pie, y Klein, una galería completamente vacía...como ves, artistas muy reconocidos fuera del panorama propiamente artístico...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...