miércoles, 3 de septiembre de 2014

Homenaje a los Novilleros de Bogotá. Vuestra "Libertad conduce al pueblo"


No me salen las palabras. Pero me siento, y me sentiré, en deuda con ese puñado de chavales colombianos que con su lucha y junto a los movimientos legales de la empresa de Bogotá, han hecho que la Corte devuelva los toros a la capital colombiana. Tengo que escribirles un pequeño y humilde homenaje, aunque no me salen las palabras ante tanta grandeza...

Habéis dejado un legado con el don de la constancia y la lucha por unos ideales y una libertad sesgada por la incultura fascista del animalismo más chusquero. Dicen que el torero se parece al resto de los humanos, pero si en la plaza demuestran que no, vosotros en sus puertas lo habéis corroborado. Ahora, cuando andéis por el albero al hacer el paseíllo, de cada paso saldrá una esperanza como a Buda le salieron flores de loto al anunciar que era el redentor.

Habéis demostrado ser unos "Orfeos", ya que vuestra "amada esposa", la Tauromaquia, fue mordida por una serpiente, Petro Gustavo alcalde de Bogotá y el antitaurinismo, y habéis bajado a los infiernos a rescatarla.

"La Libertad conduce al pueblo", el cuadro romántico de Delacroix, me inspira para rendiros homenaje. Vuestra lucha ha dejado una batalla todavía humeante, todavía existe un antitaurinismo despiadado expresando y alzando la voz con toda la vileza posible. Yo, como aficionado, me veo reflejado en el cuadro en el hombre herido que se levanta de los escombros y alza la la mujer abanderada, que representa La Tauromaquia.

Ahora todos debemos seguir en la lucha y ver la realidad urbana, debemos ser el trabajador que blande un garrote en el cuadro, el estudiante con chistera armado con mosquete siguiendo a nuestros ideales para alcanzar la Libertad con L mayúscula. La mujer del cuadro representa el heroísmo de los que han dado su vida por la Tauromaquia, el toro bravo, la historia de tantos toreros y toros que han escrito la Tauromaquia, del mismo modo que vosotros, novilleros, sois el joven compañero con boina, símbolo del coraje adolescente que luchó por la Fiesta.

Actos como el vuestro, con ese respeto, educación y paficismo ha dado una lección de como convertir una lucha que podía tornarse sangrienta en cualquier momento por el bando antitaurino violento, en un himno poético de la libertad de acudir a los Toros. No cejemos en el empeño, sigamos a esa mujer luchadora que es la Tauromaquia, luchemos para que no queden más "muertos" por el camino como Barcelona y La Coruña, y aferrémonos a la Libertad. Contad con mi apoyo a esta tan honorable lucha.

Gracias, novilleros, gracias empresa de Bogotá, gracias a la Tauromaquia por estos momentos tan históticos.

Imagen:

La Libertad conduce al pueblo, de Delacroix, y novilleros jugando al toro en la puerta de la plaza de toros de Bogotá. Foto sacada de la TL de @Descabellos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...