lunes, 14 de julio de 2014

Pepe Moral, un soplo de aire fresco


Algo me decía que podía ocurrir, algo dentro de mí confiaba en que si un toro medio embestía, lo iba a dar todo, y así fue. El sábado Pepe Moral fue un soplo de aire fresco, otro más, y con su arte se convirtió en el baluarte de todos esos toreros modestos que no cejan en su empeño, que entrenan cada día como si torearan al día siguiente, tan solo soñando con una oportunidad.

Esos toreros no se limitan a consumir la Tauromaquia, sino que, aún sin contratos, la crean, la sueñan en torero de pies a la cabeza, movíendose por ese "subsuelo" de las ilusiones. Excluidos de esa selecta burguesía que han creado las empresas y el mercantilismo taurino, los artistas del toreo modestos entrenan, anhelan, moldean, esperan, sueñan, entrenan, torean...pero siguen siendo toreros porque lo eligieron con libertad, sin coacción. Solo importa su necesidad de torear, aunque sea en un modesto parque de una olvidada ciudad a unos pitones empujados por unos brazos amigos.

Pepe Moral el sábado fue un soplo de aire fresco, y todos lo que creemos en este arte, empujábamos al Fuente Ymbro desde nuestras casas, desde los tendidos (que por otra parte, falta le hacía al animal). Dejó patente que esos sueños se pueden hacer libertad y lo bueno que se le vio es que, al no estar viciado, dejó fluir su arte con total libertad de inspiración, de creación, de ejecución, de composición y lo grato fue que toreaba libre, sin el toreo que necesitan "los fans", sin tener que producir toreo para ese taurinismo capaz de transformar la Tauromaquia y su obra de arte en dinero.

Pepe Moral fue la vanguardia de esos artistas humildes, entusiastas, esas gentes del arte "en bruto", que cuando tienen la más mínima oportunidad, insuflan un verdadero soplo de aire fresco en el mundo del toro.

Así fue siempre, en las Tauromaquias primitivas, donde el arte estaba vivo por la continua regeneración de toreros. Hace falta abrir carteles, que corra el "río" taurino, que no se conviertan en aguas estancadas, porque están empezando a desprender un olor, que en vez de acercar...repele.

Foto:
Pepe Moral, arte en un remate. Foto: Javier Arroyo para : aplausos.es 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...