lunes, 21 de julio de 2014

Mont de Marsan, Victorino, Miura, seis titanes: La emoción


Tras el fin de semana taurino vivido en la localidad francesa de Mont de Marsan y que hemos podido disfrutar gracias a Canal + (todo un acierto), me queda hablar de las emociones...

Una vez más me ha quedado claro que las emociones son íntimas, internas y personales. Una vez más los toros de Victorino Martín y Miura, y los toreros que se apuntan a estas corridas, me han dejado claro que lo que importa es el Valor, lo que significa la Tauromaquia, y en menor medida las formas en sí mismas. Queda claro que torear es comunicar el valor de una vida enfrentada a una fuerza de la naturaleza como es el toro bravo, y lo realizado frente al ella.

Corridas así son necesarias para mantener vivo el sentido del arte de la Tauromaquia, por eso son "vanguardia". Se le da el mismo valor a la forma y al contenido, ya que todo lo que se haga frente a estos toros cobra sentido, y es valorado. Es un arte, podríamos decir, que de "carácter social" ya que, cualquier espectador que presencie por primera vez una corrida como la de Miura de ayer, o la de Victorino del sábado, no quedará indiferente y tendrá en cuenta cómo tres hombres (seis en este caso), se han jugado la vida frente a toros fieros, y eso al menos, hará que cobre sentido todo lo que les habían explicado anteriormente, durante años, siglos, que representa un TORERO.

La Tauromaquia es una obra de arte orgánica, y como tal, debe apelar a la emoción primigenia del miedo. Una vez superada y valorado todo lo que se hará frente al toro, el espectador, sin quererlo recoge en su interior la libertad de esa emoción única y personal: no pudiendo evitar saltar de la silla, o cuando su cuerpo se estremece, o cuando los ojos brillan con placer, e incluso pueden hacer saltar las lágrimas, en definitiva, el toro, el torero, el miedo, la emoción...hacen abandonar la condición ordinaria de un ser humano y sentirse dentro del ruedo, llegando casi a tocar el oro de la chaquetilla y el pelo del toro.


Foto:
Rafaelillo frente a su primer Miura en Mont de Marsan. Imagen: Roland Costedoat para aplausos.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...