lunes, 28 de julio de 2014

La imagen de Fernando Cuadri en Valencia...la emoción


Escribo desde la distancia que da no haber presenciado en directo la corrida de Cuadri, (permítanme que no ponga lo de Hijos de D. Celestino Cuadri Vides, porque creo que a estas alturas, con Cuadri, basta), y ya estoy enterado por aficionados de al lado de mi localidad en el tendido del twitter, y por vídeos de los medios taurinos.

Una gran tarde, según todos, aunque a algunos les cueste reconocerlo anteponiendo en los titulares al torero, una gran tarde de toros. Tras ese paseo por el tendido del twitter, y por los vídeos me topo con una foto, de ALBERTO DE JESÚS, que me ha emocionado, por ello tengo que explicar aquí lo que significa para mi.

Un toro bravo evoca emociones de muy diversos matices tanto al que crea como al que contempla, el éxtasis al que está frente al él, y admiración y asombro al que lo presencia.

Si de algo me alegro por esta ganadería es porque la emoción con este toro no es repentina, me explico. Me enseñaron en Teoría del Arte (Filosofía), que una de las emociones del arte es el resultado de una espera, de un deseo. Cuando vamos a contemplar un cuadro, un monumento, a escuchar una ópera, a ver una obra de teatro, y sobretodo una corrida de toros, la espera es ya, a menudo, una emoción en sí misma. Con los toros de Cuadri esto es lo que ocurre cada vez que se anuncian. La emoción con ellos nació en mí y se instaló progresivamente porque es especial, es una ganadería con las complicaciones que da ser un hierro que apuesta por el encaste único (como Miura, Barcial, Galache,  etc..) y por ello, cuando salta al ruedo un toro como "Tramposo" la emoción se modifica, se hace más profunda frente a ese animal que nos descubre detalles de la casta que gira alrededor de esta casa ganadera.

Un toro bravo suscita en sí emociones particularmente intensas: angustia, tormento, excitación, concentración en el que está delante, miedo, alegría...y eso, cuando sale un toro bravo en Cuadri me produce una emoción particular y liberadora de esperanzas frente a la monotonía atrincherada en la Fiesta, de ahí el papel tan importante que desempeña al ser unos de los motores de mi afición.

He dejado para lo último hablar de "la foto". Ella muestra el momento en que un gran aficionado, Jesús Valencia al que todos conocemos como @chatino en nuestro "tendido", se acerca a saludar a Fernando Cuadri, y la plaza estalla en una sonora afición, según me cuenta Manuel Tierno( ‏@93Tierno) , provocada por @TendidoJoven . Pues bien, algunas emociones que se experimentan en la Tauromaquia son emociones por fusión con los estados afectivos con otras personas. Y los que en algún momento hemos conocido y entablado conversación con Fernando Cuadri, no podemos más que  emocionarnos ante esa imagen, participar de esa alegría y sentir el merecido reconocimiento, porque las emociones del que ha ofrecido su vida a la cría del toro bravo, al que lucha por mantener un encaste, son seguramente más completas, profundas y duraderas que las de todos nosotros.

Enhorabuena, ganaderos.


Imagen:

Fernando Cuadri recogiendo la ovación en Valencia. Foto: ALBERTO DE JESÚS - Mundotoro.com

2 comentarios:

  1. pero si por el Video se ve manso....

    Seriedad, sñores.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. te dejeé un coment sobre que Trastero fue manso, y no lo veo editado....

    ¿Censura?

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...