viernes, 25 de julio de 2014

Explicación frente a los ataques y tópicos de cierta afición

Ante los continuos "ataques" de cierto sector de aficionados repletos de tópicos tras las críticas a corridas donde el trapío del toro ha brillado por su ausencia y sobre el toreo, cada vez más vulgar, al hilo y con menos canon de la historia, me veo (y no tenía porqué), en la obligación de salir en defensa de los aficionados que consideramos que la Tauromaquia es otra. (Se que no es el sentido de este blog, pido disculpas a los lectores que buscan eso, solo decirles que es una excepción)

1.En cuanto a trapío. No exijo el toro grande, con kilos, aunque lo admito si esa es su conformación ósea y lo permite. Exijo un toro con trapío y con las hechuras propias de su encaste, pero con cara, las defensas íntegras, fuerte y rematado. No por que sea una plaza de segunda se puede admitir el toro con defensas cortas, sin remate ni la integridad y conformación que la seriedad de la Tauromaquia requiere.

2. Otro tópico, cutre donde los haya que utilizan los "taurinos" para atacar. "No os gusta porque es Domecq". Falso. Jamás he "odiado" el encaste Parladé, es más, he visto grandísimos toros, muchos, de ese encaste. Aunque si he de decir que también he visto muchos que representan todo lo contrario de lo que debe ser un toro de lidia para mí (y de los otros encastes también, porqué no). Lo que si repruebo es la forma con que ciertos ganaderos de ese encaste han seleccionado hacia la nobleza, exigidos tal vez por las figuras y la nueva forma de concebir el toreo: la de muchos pases, muchísimos, da igual la composición y cargar la suerte.

Dentro de este punto cabría decir que la proliferación, casi llegando al total, del encaste Domecq en los festejos, en las ferias, hace que defienda a capa y espada los demás encastes, y quiera ver a esos que llaman "maestros" si de verdad están capacitados para serlo, sabiendo solventar los problemas y las embestidas de estos encastes. Pero la defensa de esas sangres, no quiere decir que sea un ataque y derribo de la sangre Domecq, pero si una demanda para que abran cuotas en las ferias.

3. El toreo. Otro tópico de los taurinos es comparar diestros con otros. Yo critico que hoy día se toree al hilo, de perfil, escondiendo la pierna y así, olvidándose de cargar la suerte. Por eso es un toreo que no me transmite, que deja de interesarme y como tal, lo critico y lo digo. Es más, no entiendo como "reputados" profesionales: toreros, periodistas, ganaderos...jalean y exaltan esta forma de torear, cuando ellos mismos saben que no es la correcta, que la Tauromaquia es mucho más difícil. Si difícil, porque otra cosa que critico es que ante el toro cada vez más noble, y el toreo cada vez más en redondo y sin ceñimiento, la sensación que se transmite es de facilidad, y eso es lo peor que le puede pasar a esta, nuestra Fiesta.

Seguiré defendiendo una Tauromaquia que hoy por hoy creo que está abocada al fracaso como tal, que va directa a convertirse en mero espectáculo dejando atrás el "misterio",  con un toro cada vez más mermado tanto físicamente como en bravura.

Y los tópicos de los taurinos, pues es una consecuencia más de la decadencia, ser "Taurino" es mucho más que ser un fanático de toreros y ciertas ganaderías, eso es menudencia.

A ti, querido Bajatú y Te Pones

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...