miércoles, 2 de julio de 2014

Arte de torear puro frente al Arte de torear rentable


Siguiendo el consejo de una amiga, ella sabe quien es, me he puesto a escribir sobre el momento de la Fiesta de los toros, del Arte de torear y de los cambios que está sufriendo.

La sociedad, con respecto a la Fiesta de los toros es indudable que ha cambiado. No hablo del sentimiento animalista y de la "destaurinización", hablo de que hoy día La Tauromaquia ha dejado de ser un arte en el que se encierra un misterio tan grande como la muerte, para ser rentable. Eso es lo que importa. Hoy no se considera una tarde de toros buena porque se hayan lidiado entre cuatro y seis ejemplares fieros y encastados, no se considera sensacional porque a esos toros les hayan plantado cara tres toreros que tras mandar sobre ellos y que tras templar sus acometidas hayan recetado quince o veinte pases (no más), cargando la suerte, rematando atrás con el brazo y la cintura, no...hoy una tarde de toros se considera grande si se llena la plaza, porque si hay media entrada, ya no es buena tarde. Se ha llegado al punto de que se trata de una cuestión de cantidad, no de calidad.

Toda la vida ha existido el artista comercial, el que olvida los cánones del toreo puro, el que acompaña una embestida cada vez más noble de salida, el que solo le importa hacer mella en el tendido con alardes populacheros, risas, gritos,...pero se olvida del verdadero arte de torear.

No soy quien, Dios me libre, para dar lecciones porque yo las seguiré tomando durante toda mi vida ya que soy el eterno alumno de la Tauromaquia, pero si me gustaría explicar brevemente que a esos públicos también se les podría enseñar el verdadero toreo.

Ese toreo en que se da el medio pecho, impasible, el que en ningún momento la acometida del toro pueda ser corregida si no es embarcándole adelante. Que cuando se le haya embarcado se ciña la cintura cargándola en la pierna de apoyo, con un valor gestual perceptible a primera vista, y que con el giro de esa cintura y de la muñeca se remate enroscado al animal alrededor del cuerpo. Ese toreo es el que puede dar origen a todo un mundo. (La foto que ilustra este post de Diego Urdiales es un claro ejemplo).

Para el público no aficionado pero que acude a la plaza en los días de Fiesta, puede resultar dificil entender la importancia de ese toreo esencial, no el de dar el pase de perfil y en linea rematando para afuera, por ello los toreros tienen que hacer un esfuerzo por enseñarlo porque el toreo es el arte del pueblo, pero no convertirlo en simple entretenimiento comercial, para eso ya está Sálvame.

Foto:
Diego Urdiales en el pasado San Isidro con un toro de Adolfo Martín, la perfección del toreo. Imagen: Miguel Pérez Arados

1 comentario:

  1. Acertadisimo articulo.Ojala los plumillas oficiales de turno dijeran las cosas tan claras y tan acertadas. Pero mucho me temo amigo mio que es predicar en el desierto. Demasiados intereses creados. Aparentemente es más fácil hacer hacer negocio rebajando el listón: Un toro más fácil, con menos casta, menos fuerza, menos trapio ( Salvo en unas pocas plazas) Con menos peligro en definitiva de que deje fuera de combate a las figuras mas taquilleras, pero eso si que aguante cincuenta pases y eso mi buen amigo es imposible si se echa la muleta abajo y se carga la suerte así que el mal llamado toreo moderno, debería llamarse destoreo moderno, es de media altura, descargando la suerte, rematando para fuera, suave y despacito que es como anda el toro de hoy, pero en ese espectáculo falta la emoción y sin emoción la gente se les va y no solo es la crisis, la Formula 1, las motos, el fútbol siguen llevando casi tanta gente como antes porque ligeras variaciones aparte mantienen su esencia, la emoción. Pero como siguen creyendo en el dinero rápido y fácil es mejor crear nuevos espectadores, que no aficionados, adocenados, manipulados y aleccionados convenientemente para que traguen con el espectáculo que a ellos les interesa dar, pero en el pecado va la penitencia y terminaran con las plazas vacías y ojala me equivoque. Se necesitan muchas voces como la tuya y con suficiente difusión para poder contrarrestar todo su tinglado.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...