miércoles, 25 de junio de 2014

Verdad e ilusión del arte de Torear. Mi búsqueda


Últimamente se está creando un debate sobre la necesidad de una fiesta que cree ilusión entre los públicos y una que apueste por la verdad del toreo. El ejemplo pasa por la elección de animales cómodos de cabeza, de ganaderías llamémoslo colaboradoras, y que permiten al diestro "expresar todo su arte". Haremos nuestra distinción.

Podría resultar trivial decir que la obra de arte taurina va dirigida al espectador, pero en este análisis es bueno recordarlo al referirnos a esos públicos y toreros que consideran la verdad de la Tauromaquia como dulzura y cadencia. Ese arte ilusiona a ciertos aficionados, es un arte (si tenemos en cuenta el sentido primigenio de la Tauromaquia de lucha frente al toro), que miente pero con buena conciencia. Ese arte de torear ilusorio es buscado por ciertos toreros, que incluso no lo niegan. Esa nueva concepción del arte de torear, no es dañino, al contrario genera beneficios al que busca ese espectáculo mezcla de danza y tragedia, y sería absurdo negar que en ciertos momentos nos emociona a todos. Es un toreo amable, que elige toros que se adecuen a él y muchas veces mermados en sus defensas. Si este toreo antepone el triunfo y el "bienestar" del torero no es para nada condenable, pero cuando esto implica que se mermen las defensas de los animales, si que la honestidad se vuelve mentira.

Lo que yo busco es que esa ilusión de la Tauromaquia se relacione con verdad. Que la ilusión que genera el arte de ciertos espadas se subordine a la verdad que aporta el toro íntegro. Cuando un torero, un genio, cree sus obras frente al toro proclama la verdad que lleva dentro, eso es cierto, y puede o no gustar. Esa verdad tendría que fusionarse con la del toro. Que un Morante, que un Finito, que un Juli, un José Tomás, que un Joselito (en su vuelta), se enfrentaran al toro con toda su integridad y trapío. El toro íntegro aturde y asusta al hombre, y la elección de animales cómodos por parte de los espadas hace que el público se esté acostumbrando a ese toro y que cuando salta al ruedo un toro integro (por fuera), y fiero (por dentro), tiendan a, en le mejor de los casos, cerrar los ojos y, en el peor, a protestar e incluso a decir que "con ese toro no se puede torear".

Si privamos al toro de su instinto de supervivencia, de combate por el de colaboración en forma de movimiento previsible, nos adentraremos (si es que no lo hemos hecho ya), en una Tauromaquia donde poco a poco prevalezca el "todo vale", donde esos toros y ese toreo de arte tejan un velo que deje entrever la verdadera Fiesta, y que no vuelva a descorrerse.

Por eso no niego el toreo de Arte, eso sería autodestruírme, no me aferro a supuestos intransigentes con estos toreros, pero si quiero que esa Tauromaquia se haga frente a toros sin merma, íntegros por fuera y encastados por dentro que cuando se dominen, saquen la nobleza del Toro bravo y dejen expresar la maestría y arte que estos genios llevan dentro, y que no dudo de ella ni un momento.

Foto:
Joselito en Istres con un toro de muy poco trapío y mermado en sus defensas de Garcigrande. Isabelle Dupín para aplausos.es

3 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo. Fantástico artículo. ¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  2. Completamente de acuerdo, tan solo un matiz. Ese toreo de ensueño muchas veces casi perfecto,lento, cadencioso,de tan relajado casi desmayado que cumple el tópico de que cada lance es un cartel de toros, ese toreo cuasi de salón, si sale el toro integro, encastado, bravo o manso pero encastado,si aun hubieran bastantes para cubrir un año taurino, cosa que dudo, ese toreo podría hacerse al cabo de una temporada a unos poquísimos toros y después de haberlos dominado parandolos, templandolos y mandandolos, como mucho un par de series de fantasía y a matar.El éxtasis pero con cuentagotas. Que nadie esperara setenta pases de ensueño a un Buendia, un Condeso o un Pablo Romero de los de antes,por poner ejemplos y eso los jóvenes de ahora deben saberlo y no montar castillos en el aire. Excelente articulo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...