lunes, 12 de mayo de 2014

Ángel Otero, la dignidad del Arte "Subalterno"


Ayer volvimos a disfrutar de nuevo con Ángel Otero, un subalterno ejemplo del Arte por vocación.

Ángel Otero es aquel lidiador al que no le cabe la duda, sabe que es subalterno y que ha sido llamado para "cumplir esa misión". La seguridad con la que anda por el ruedo, siempre atento a su trabajo, hace que transmita a los espectadores y a los aficionados que el verdadero artista "subalterno" de la Tauromaquia siente la responsabilidad de poner toda su fuerza creadora al servicio de su jefe de filas y del toro.

El sabe que no tiene derecho a adueñarse de un poder que no es suyo, ni de ponerlo al servicio de su interés particular, (algo, por cierto, que está dentro de la naturaleza humana), porque su virtud principal es la humildad con que realiza su trabajo, su arte frente a los toros.

Ángel duda porque es humano, si, pero es esa duda la que le permite acercarse a la creación frente al toro, a descubrir horizontes que cada tarde se presentan novedosos. Su confianza frente a los toros estriba en la dignidad del mensaje que quiere transmitir: Hacer lo mejor para ayudar al torero para el que "trabaja". Hay quien aún teniendo muchas cualidades como peón de brega no puede sujetar su arrogancia, la que hace sentirse tan seguro que al final comete fallos...la humildad, es la que precisamente dota de grandeza el Arte de un banderillero y lidiador llamado: Ángel Otero.


Imagen:
Ángel Otero banderilleando al cuarto de José Escolar. Foto: Juan Pelegrín para las-ventas.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...