martes, 8 de abril de 2014

Un remate de Morante en Castellón, un instante en mi retina


Estaba absorto mirando la televisión el resumen de la feria de Castellón 2014 en Tendido Cero, y bastó un momento, un movimiento de muñeca de Morante con el capote en un remate (el que aparece en la captura y que no es fiel a cuando se ve en movimiento, perdón) para dejarme en la retina un momento genial y me hiciera empezar a pensar cómo describirlo brevemente.

Se piensa que la expresividad en el toreo de capote únicamente puede lograrse con una "pincelada expresiva", es decir, a base de mecer los brazos, adelantar la pierna, meter los riñones, y rematarlo atrás. Sin embargo, Morante de la Puebla, en un simple y breve giro de muñeca hace que todo se vuelva "líquido", que el pase se vuelva vida y energía.

Es una "pincelada delicada", usando la punta del capote como un pincel, creando unos pliegues suaves y convirtiendo el percal en una tela fina que con un toque, acentúa el remate y dota de precisión a los colores y las formas del toreo de capote.

Gracias a esto, me auto-convenzo, (más si cabe), que el Arte de Torear está lleno de detalles que pueden valer una corrida. Que un momento de genialidad puede hacer que una tarde desdibujada, diluida y confundida por el, generalmente, comportamiento soso, noblón y desfondado de los toros, quede marcada por una "pincelada vertiginosa" que contornee un momento. Esa es la grandeza del Toreo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...