viernes, 4 de abril de 2014

Los Caballos de Marly y el Toro bravo: Furor y Vigor


Si al torero se le reconoce el hieratismo, al toro lo quiero como máximo representante del Furor en el ruedo.

Leer a un ganadero, Guillermo García Palacios (Albarreal), estas palabras en el Opus 25 de Tierras Taurinas : "El toro nuestro sale muy corretón y alegre, queriendo coger el capote..., es un toro muy obediente; que normalmente se va a por los vuelos  y que permite que el torero se exprese. Y si te quieres pegar un arrimón, siempre te va a respetar...", y acordarme de la estatua de Guillaume Coustou, el Domador de Caballos. El Caballo en esta obra representa, para mí, lo que entiendo por el toro en la Tauromaquia.

Un animal sin medida alguna, fuera de sí, que muestre movimientos continuos (embestida) y mostrar una fuerza superior a todos los que le rodean. En su mirada encendida y penetrante debe adivinarse su fiereza, su vigor...

La fuerza encarnada en este "personaje" de la acción es la fuerza generadora de la situación dramática. Ese vigor lo mueve, lo orienta y también genera sentido al microcosmos que es el ruedo durante su lidia. El toro es la fuerza que busca la pasión dinámica (vigor, ambición, incluso honor). Se debe partir de ella para dar cuenta del núcleo y de la razón de la Fiesta de los Toros.

Parafraseando al poeta romano Estacio en sus "Sylvae", un toro tiene que llevar el paso sonoro y firme, su porte gallardo, cabeza levantada con el vigor y la amenaza de lanzarse al galope. Su cuello elevado y enrizado el pelo, el vigor recorre su pecho, tembloroso de vida...en definitiva, El Toro Bravo.

Imagen:
Detalle de uno de los caballos de Marly, Guillaume Coustou, y arrancada espectacular de un Toro, (no se el autor, lo siento)

1 comentario:

  1. La imagen del toro es un fuente ymbro que se exhibió en las calles de Villavieja (Castellón) hace 3 o 4 años. El autor de la foto lo desconozco.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...