martes, 15 de abril de 2014

Leonardo da Vinci, aniversario, sfumato y el toro bravo


Tal día como hoy, el 15 de Abril de 1452, nacía en Vinci, Leonardo di ser Piero da Vinci, más conocido como Leonardo da Vinci. Desde este blog, donde se trata de Arte, pintura, escultura, arquitectura, tauromaquia, etc, queremos hacerle un pequeño homenaje a través de uno de sus mayores aportaciones a la historia de la pintura: El Sfumato.

Y lo haremos a través de una fotografía (pido perdón pero no se el autor, si alguien lo sabe, por favor que me lo diga para poder citarlo), de un embarque al amanecer en la ganadería de Miura.

El Sfumato lo creó Leonardo para ser un artificio que consistía en prescindir de la linea, del dibujo, de los contornos claros que hasta ahora dominaban el arte del Quattrocento (como por ejemplo Masaccio). Todo se envolvía en una niebla imprecisa que difuminaba los perfiles produciendo la impresión al espectador de inmersión total en la atmósfera.

En la imagen el paisaje adquiere una misteriosa dimensión y los personajes un encanto distante y enigmático, como ocurría en la Virgen de las Rocas, por ejemplo. El Sfumato creado por el polvo levantado de los toros permite que una forma se funda con otra dejando paso a la imaginación. Para los que somos aficionados a los toros, amantes del animal, ante una imagen así solo puede aflorarnos una belleza que sentimos dentro, una emoción, unos extraños pensamientos, y ensoñaciones fantásticas que solo puede verse desde la pasión por el toro bravo.

Y tomando prestadas las palabras de M. J. Gelb en el libro "La Inteligencia Genial", al igual que La Gioconda, el Toro, se encuentra en la cúspide del bien y el mal, de la compasión y la crueldad, de la seducción y de la inocencia, de lo efímero y lo eterno...

Imagen:
Embarque en Miura al amanecer. (No se el autor, lo siento, por favor si lo sabéis, decírmelo. Gracias).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...