miércoles, 12 de marzo de 2014

La concentración en el Arte de Torear: Álvaro Lorenzo en Valencia

Ayer en la novillada de Valencia, algo que me llamó poderosamente la atención fue el gesto de concentración del novillero Álvaro Lorenzo durante toda la tarde. La expresión es esencial en el Arte y Álvaro denotaba la del compromiso.

El arte de torear es una imitación de la expresión, por ella se desprenden las intenciones y la psicología con las que se salta al ruedo. La expresión en la cara del torero dice lo que quiere expresar. El toreo se convierte en el contenido anímico expresado en el rostro del artista, de ahí que esa concentración de Lorenzo se viera en sus actuaciones.

El Arte de torear es expresión y ayer antes de la concentración reflejada en el rostro de Álvaro Lorenzo, se encontraban seguro las ganas de crear igual que al escultor le apetece crear ante la piedra virgen, ante la arcilla o el metal primitivo, el poeta ante el papel en blanco, el pintor ante la tela...

La concentración hizo que se pudiera desprender de su propio cuerpo y lo pusiera al servicio del toreo. Es importantísimo que en la Tauromaquia se ponga en marcha toda la energía mental y física para poder poner en práctica la inspiración en el momento justo, porque como dijo Federico García Lorca "estará muy atento a las mil bellezas y fealdades disfrazadas de belleza que han de pasar ante sus ojos", si pasa esa belleza (el novillo o el toro), y se está concentrado, solo hay que dejar actuar al cuerpo, como ayer Álvaro Lorenzo.

Foto:
Álvaro Lorenzo, mirada concentrada (No se el autor, está en su twitter) @Alvaro_LorGut

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...