viernes, 14 de marzo de 2014

Jiménez Fortes, un Kouroi del periodo arcaico en Valencia


El periodo arcaico en la antigua Grecia (siglos VII-V a. C.) fue escenario de una profunda transición artística. Unos de los fenómenos culturales de relevancia, (a parte de otros muchos), fue el paso de la épica a la lírica como modalidad poética, el nacimiento de la filosofía y los preámbulos de la tragedia. Ayer, en Valencia, un muchacho malagueño se arrimó tanto que cada cite era ese preámbulo, y con su actitud hierática y valerosa, pasó de la lírica dominante de la Tauromaquia triunfal a la que estamos acostumbrándonos, a la épica de poner el cuerpo a merced del toro y por consiguiente, del Arte de Torear.

Saul Jiménez Fortes fue una figura arcaica al tomar como modelo las ideas maestras de la civilización egipcia. El malagueño, con sus cites, adquirió como referencia la estatuaria egipcia pero a la vez desmarcándose al mover las telas. Me explico.

Como en el periodo arcaico, el prototipo que representó Jiménez Fortes conservó muchas propiedades del precedente de la estatuaria egipcia: hieratismo, rigidez e inmovilidad. Su toreo fue así aunque cuando conseguía embarcar al toro, se adivinaba la búsqueda de volumetría en cada lance. El valor seco acrecentaba el hieratismo, pero los pliegues y los vuelos de la muleta en los embroques y remates fueron capaces de aumentar la sensación de dinamismo, necesaria en un Arte como es la Tauromaquia, un Arte de estatuas en continuo movimiento.

Imagen:
kouros de anavyssos y Jiménez Fortes en Fallas 2014. Foto Rullot para aplausos.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...