lunes, 27 de enero de 2014

El peligro de convertir la Tauromaquia en arte de mala calidad

Me ha producido enojo, cabreo, y lo que es peor pena y tristeza comprobar a través de fotos lo que nuestras figuras están lidiando por tierras americanas. Dentro de mí surgen dudas  y creo que la confusión que están creando pueden llegar a convertir la Tauromaquia en un arte de mercado, un arte de mala calidad. Me explico.

Hace unos pocos meses tuvimos la buena noticia de que la Tauromaquia pasaba a considerarse Bien de Interés Cultural. Como tal, el Estado se compromete a salvaguardar y defender los intereses de esta creación artística como otras tantas (administración de museos, teatros, etc.).

La Tauromaquia no se puede empezar a ver como una cultura de masas y de baja calidad basada en el "todo vale" frente a animales que rebajan el noble Arte de Torear a mero espectáculo amable y festero. Para considerarse cultura no puede caer en el populismo, necesita vivir de sus principios, un torero, un artista creando arte frente a un toro íntegro de trapío, bravo y encastado, y que haga considerar importante lo que el diestro realiza en el ruedo.

Los toreros, y más las figuras por estar en posesión de "tirón" entre público y un tipo de aficionados, deben producir cultura de alta calidad. Con lo que está ocurriendo en América se está llegando a un punto peligroso y es que ofrecer al público un espectáculo de baja calidad puede llegar a ser el que, a la postre, se demande y el Artista de la Tauromaquia comience a producir en masa. Es decir, al público si le ofrecemos una Fiesta Íntegra y de verdad será la que solicite pero si le ofrecemos juegos frente a toros impresentables y mermados, obras  populacheras, le estamos viciando en lo que debe ser el gusto por la Tauromaquia.

Además, salvo excepciones, se está llegando a un punto en el que lo producido taurinamente es de baja calidad artística por hacerlo frente a toros menguados tanto en el trapío exterior, como en el "trapío interior". Esto tiene una repercusión económica ya que los toreros, en este caso las figuras, se sienten cómodos ante estos animales lo que permite la "producción de grandes cantidades", en términos taurinos, que este arte de baja calidad permite que se incrementen las tardes, lo que debería llevar a "precios más bajos", ya que el arte de Alta calidad de siempre, se ha cotizado al alza y si se realiza en el ruedo, tendrían derecho (muy lícito) a incrementar precios, si no, no. No cuesta lo mismo un Velázquez que una obra de un discípulo de algún artesano copista de tercera. No se si me explico.

Como conclusión estamos viendo como gentes y críticos afines a las figuras del toreo quieren cambiar de tendencia y pasar a considerar faenas ante toros indignos que antes eran propios de escándalos a gran escala, como arte de alta calidad. Pido a las figuras del toreo que se nieguen a realizar obras frente a esos toros, ya que al público no se le puede acostumbrar a ver eso como lógico, el artista del toreo ha de ser capaz de producir arte de alta calidad para todos los públicos y llevar siempre la seriedad de la Tauromaquia donde se merece.

Foto:
El Juli frente a un toro mermado y afeitado en Cancún. Ver más en http://www.coneltoro.com.mx/entrada.php?post=120

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...