viernes, 15 de noviembre de 2013

Los mediáticos y el Arte de Torear Kitsch

En este blog tienen cabida todas las artes y artistas del toreo. Existe cierto arte de torear que, aunque no compartido por muchos (entre los que me incluyo), encuentra sus límites en el triunfalismo, en los que parece que basta con tener habilidad "mediana" para encarar al toro y resolver los problemas básicos delante del toro.

Para mí el arte de Torear es otra cosa, y aunque guste a las masas y, ¡ojo!, creo es necesario, este arte tiene como objeto llegar al público por la vía más fácil (si es que estar delante de un toro puede considerarse fácil). Son productos Kitsch, hoy llamados mediáticos, y gozan de amplio éxito entre públicos festeros y asiduos a los programas de corazón.

Entre estos artistas encontramos a El Fandi, Manuel Díaz El Cordobés, hasta hace poco Francisco Rivera Ordóñez, etc. El arte de torear Kitsch va dirigido a un público que desea gozar sin involucrarse demasiado. El espectador que le hace el juego a la obra taurina Kitsch es el cómplice ideal  de quien la realiza en el ruedo, ya que: el arte de torear está destinado a producir placer y hoy día nos hemos acostumbrado a que lo que mejor lo cumple es lo que menos esfuerzo asimilativo exige. Es decir, gusta este tipo de toreo como gusta los programas donde se requiere el mínimo esfuerzo psíquico para entenderlos. Estos toreros se han dado cuenta, que este arte de torear es el más eficaz para su triunfo.

Y digo que son necesarios, porque si bien el arte de torear Kitsch o mediático satisface a un público escasamente entendido y por tanto interesado en la Fiesta de los Toros, puede ser una puerta falsa por la que sin darnos cuenta, haya algún "Quijote" que se quiera introducir en esta novela de caballería que es La Tauromaquia.

Imagen:
Manuel Díaz El Cordobés realizando el Salto de la Rana. Foto: EPA

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...