viernes, 29 de noviembre de 2013

El cambio de mano en el Toreo: Curva y Contracurva en el Arte

En geometría la linea es la figura engendrada por un punto que se desplaza. Pero en la estética es el trazo continuo en longitud, ya sea por un lápiz, un pincel, o una muleta (o capote). La linea se caracteriza por su forma recta (toreo el linea), quebrada, (trinchera), o curva (toreo en redondo), y puede ser tanto horizontal como vertical (pase de pecho).

Dicho esto me apetece escribir sobre un recurso en la faena de muleta como es el cambio de mano creando un juego de lineas cuya relación entre ellas genera la curva y contracurva, como ya ocurrió en la arquitectura barroca. Recuerdo uno sobre los demás que fue el de El Juli ante "Cantapájaros" de Victoriano del Río en la feria de San Isidro de 2007.

Su parangón en las otras artes lo tenemos en el arquitecto italiano Francesco Borromini y sus muros ondulados. Al igual que en los edificios creados por Borromini donde se daba flexibilidad a la piedra, en el cambio de mano, se transforma el toreo esencial, pétreo, en material elástico. La curva que acompaña al pase por el lado derecho, se convierte en contracurva natural al pasarse la muleta por la espalda y fluyendo en una forma completamente flexible, que emociona bastante estéticamente.

Las obras del arquitecto italiano era de pequeñas dimensiones, como el espacio de tiempo que tiene el diestro para pensar y enganchar al toro por el pitón contrario transformando el pase por técnica y fantasía, pero nunca haciendo concesiones al azar del capricho al decidirse a ejecutarlo.

En definitiva podríamos decir que el toreo esencial se regiría por un orden canónico, alterado por el cambio de mano describiendo una contracurva como hizo Borromini por ejemplo en la iglesia de San Carlo alle Quattro Fontane de Roma, y como hizo El Juli frente a "Cantapájaros" en Madrid, porque no olvidemos que los dos son artistas.

Imagen:
Momento justo después en el que El Juli cambia de derecha a izquierda frente a Cantapájaros y San Carlo alle Quattro Fontane (Roma) de Francesco Borromini. Foto: Juan Pelegrín para www.las-ventas.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...