jueves, 10 de octubre de 2013

El trincherazo de Antonio Bienvenida y El Descendimiento de Roger Van der Weyden


Mirando la foto del trincherazo ejecutado por el Maestro (con mayúsculas) Antonio Bienvenida, me aflora la emoción comparada a la que brota cuando estás delante de "El Descendimiento" de Van der Weyden en el Museo del Prado. Este cuadro atesora toda la pintura flamenca, color, composición...como en el trincherazo del Maestro convergen todos los lances que requieren de una sensibilidad superior, de una capacidad solo alcanzable por los Grandes Maestros de la Historia del Arte de Torear.

En el Descendimiento los colores son puros, la imagen no puede ser más expresiva, algo que el trincherazo, cuando se ejecuta con maestría y "duende", llega al extremo de que el fondo del paisaje, la arena, se desenfoca y crea en sí un equilibro entre lo real y lo imaginado.

El Toro, como la Virgen en el cuadro, se acerca y desfallece, ella es asistida por Juan, en el lance será la muleta quien le recoge sutilmente, dulcemente. En el trincherazo, el torero entrega con su muleta el amor al toro a través de un giro sutil de la muñeca y un suave giro de cintura, como Cristo en el cuadro entrega el amor de su madre a Juan.

Por último hablar de a composición. El toreo, casi siempre se realiza en un cuadrado (imaginario), es decir, la figura del torero y el toro en el momento del embroque crean un cuadrado. Pues en el trincherazo (como en El Descendimiento de Van der Weyden), la diagonal lo transforma en un rectángulo. La contorsión del torero, oblicua, hace que el centro del pase, el embroque, determine el "ancho" del lance, es decir, donde termina. La curva que crean los dos cuerpos flexibles, toro y torero, como la Virgen y Cristo en el retablo, hace del Trincherazo un equilibrio perfecto, una oscilación cuyas diagonales dotan de vigor y sentido escultórico a una composición que sin esto, sería caótica y falta de emoción artística.

Imagen:
"El Descendimiento" de Roger van der Weyden. Óleo sobre tabla, hacia 1436. Trincherazo de Antonio Bienvenida. Foto: Cano

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...