jueves, 24 de octubre de 2013

Un alma sutil e injustamente olvidada del toreo: Juan Mora

En estos momentos me apetece escribir sobre la injusticia que creo se está haciendo con el diestro Juan Mora y su arte. Un arte, el del extremeño, que me recuerda al estilo del pintor francés Camile Corot al impregnar al toreo de ambiente, de atmósfera...de traducir en el ruedo las sensaciones estéticas como punto de apoyo.

Juan buscó la forma como algo orgánico, mostrar que torear es un hecho dotado de vida y sentido. Su toreo es, por eso, la negación de la mediocridad. En su larga carrera siempre se ha presentado como un diestro repleto de energía pero al mismo tiempo de un buen gusto que no se sabe si es innato o adquirido con el paso del tiempo.

Busca la solided de la obra frente al toro pero con una galanura sutil y pulcra que se unen entre sí en cada muletazo. Juan Mora utiliza el desmayo como tono general de su arte, un sentido de lo bello y sutil que hace que la obra de arte adquiera vida. El desdén que imprime insinúa que ha abierto y entregado su alma al toro haciéndolo así estrecho colaborador y contagiando con su pausa la fiereza inicial de éste. Esa casta que una vez convertida en "forma", permite que la faena y que la obra de arte cobre vida, pero una vida de contagiosa tranquilidad como la que transmite Juan en su persona y que hoy, es injustamente olvidada.

Imagen:
Camile Corot "Lectura interrumpida" (1865-70) y pase del desdén de Juan Mora (no encuentro el autor)

1 comentario:

  1. Très intéressant, comme toujours. Œuvre de lettré. Pour ma part, je l'aurais rapproché de Bronzino, mais je manque trop de connaissances pour soutenir mon choix.
    J.Coursier

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...