lunes, 19 de agosto de 2013

La cuadrilla de Javier Castaño y el "ayudante" en el Taller de Verrocchio

De un tiempo a esta parte se ha creado una polémica alrededor de la cuadrilla de Javier Castaño y su, para algunos, demasiada relevancia y protagonismo las tardes que actúa su matador. Pues bien, desde el Arte, convendría hablar de ello haciendo un parangón con la importancia de los ayudantes en los talleres de pintores como por ejemplo el de Andrea del Verrocchio, en la Florencia de la segunda mitad del siglo XV, y por donde pasaron artistas como Leonardo da Vinci, Sandro Botticelli, Perugino o Ghirlandaio.

Javier Castaño, como lo hizo Verrocchio en su taller, deposita una confianza inusitadamente grande en sus ayudantes. Se ha rodeado de profesionales del arte de Picar, de la Brega y Banderillas como son Tito Sandoval, Sánchez Muriel, Marco Galán, David Adalid y Fernando Sánchez. En el taller florentino del Renacimiento se llegó a tener tanta confianza de la capacidad de los ayudantes que era imposible saber si la obra estaba realmente realizada por el maestro.

Salvando las distancias artísticas y por tratarse de artes dentro de la lidia completamente diferentes unas de otras, Javier Castaño, deja total libertad para que sus "ayudantes" muestren su maestría y brillantez, produciendo así obras de elevada calidad, no meros trámites, en una época del Toreo que no espera que un subalterno sea un artista, un genio solitario dentro de un conjunto y que pueda mostrar su creatividad individual.

Por todo ello, es absurdo minimizar y querer restar importancia a todos los actuantes que hacen posible la obra de arte en el ruedo. La Tauromaquia es un arte colectivo, y si cada uno dentro de su labor contribuye a ensalzarlo, mejor. No hay que olvidar, sin embargo, que el Torero destaca sobre el resto, siendo tanto el que realiza el verdadero arte como el que dirige la "obra", es la mente creativa.

La importancia de Javier Castaño es que ha sabido otorgar unidad, propósito y coherencia a todos los elementos que componen la Lidia para convertirla en un Arte Total, rodeándose  para ello de "ayudantes" que en realidad son verdaderos artistas en sus labores, como antaño hizo Verrocchio para dotar de importancia a su taller.

Imagen:
Cuadrilla de Javier Castaño dando la triunfal vuelta al ruedo en Madrid el pasado 1 de junio, en la Feria de San Isidro y portada de la "Vitta de Andrea del Verrocchio" de Vasari . Foto: Iván de Andrés

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...