jueves, 4 de julio de 2013

El caso de El Plantío y el Arte de Torear en tiempos de demolición

El tema que más está dando que hablar estos días en los foros taurinos es la decisión del Ayuntamiento de Burgos de demoler su plaza de Toros, El Plantío, y la promesa de levantar un coso multiusos en lugar de la misma. Todos sabemos el peligro que esto supone. Tenemos recientes casos como Illumbe, en el que su cosos multiusos se va a usar para todo menos para lo que fue concebido que es dar toros.

Yo, que siempre he defendido que la plaza de toros es un museo donde se expone Arte, la trato como tal, como un espacio maravilloso, estimulante, irritante, frustrante, espantoso, condesciente, aburrido, arcaico, excitante, descubridor...y todas las plazas, por históricas que sean pueden ser todo esto a la vez.

En la plaza, como en el museo, todo varía desde la óptica del espectador pero también evoluciona con la historia y la realidad social de cada momento. En estos tiempos estamos sufriendo en España un peligroso cambio cultural respecto a la fiesta de los toros fruto de la dejadez de los medios de comunicación generalistas y de fanatismos animalistas que con sus tentáculos, llegan a la política más radical.

La Tauromaquia ha sido sometida a un último plano, destruyendo sistemáticamente gran parte de identidad del pueblo español.
Cada vez son más habituales las noticias de aniquilamiento de bienes, tanto materiales (como el caso de la Plaza de Burgos), como inmateriales, (como el derecho fundamental de los padres de llevar a los menores de 12 años a los toros en Galicia).

A todo esto, la "Industria del Toro", sigue en su letargo. Todos echamos de menos emprender programas de actividades para fomentar la Tauromaquia, sus valores, y concienciar tanto a los responsables políticos como a los directores de medios de comunicación privada, de hacer un tratamiento igualitario de la cultura, incluyendo la Tauromaquia, y proteger así el patrimonio histórico-cultural que va asociado a ella del peligro que la acecha.

La idea debería ser resaltar la diversidad cultural, económica y social de la Tauromaquia en estos tiempos que estamos inmersos donde se hace cada vez más presente la violencia antituaurina, el fanatismo animalista y el saqueo de bienes taurinos esta llegar a demolerlos o mandarlos al más absoluto ostracismo (como hemos visto que ha ocurrido en El Plantío de Burgos).

La "industria del toro" debería dejar de perderse en orgullos pasados de pintores y poetas, y fomentar soluciones a los errores y políticas equivocadas que está llevando a la Tauromaquia hacia un precipicio sin fondo.

Imagen:
Plaza de toros de El Plantio (Burgos).Foto: Santi Otero para http://www.elmundo.es/elmundo/toros.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...