martes, 25 de junio de 2013

El necesario Renacimiento de la Tauromaquia

Creo se está llegando a un punto de Tauromaquia gris y vulgar, (por más que periodistas "afines" nos quieran 'vender' lo contrario), donde se ha perdido el gusto por el toreo clásico, por los cánones y donde solo importa ligar y ligar sin tener en cuenta las formas. Ven sublimes faenas donde solo hay toreo al hilo, eso sí, suplido con una mano muy baja y un pseudo poder a toros de muy "fácil" manejo.

Creo y espero, una renovación de esta etapa oscura (aunque nos la 'vendan' como magnífica) y llegar a un periodo artístico de esplendorosa manifestación de la cultura taurina como lo fue el Renacimiento en las demás artes.

Igual que en los albores del siglo XV se transformó la pintura, escultura y arquitectura volviendo a la antigüedad para mejorarla, en el XXI es necesaria una renovación del arte de torear y volver a las formas clásicas. La Tauromaquia necesita una explosión de vitalidad, de lograr lo más difícil y arriesgado frente al toro, como lo hicieron artistas como Brunelleschi en la arquitectura o Donatello en la escultura. Aquellos artistas buscaban lograr hazañas portentosas, llegar más lejos cada vez en el campo de las artes.

Hoy nos dicen que El Juli, por ejemplo, no tiene techo. En mi entender no tiene techo en una Tauromaquia la cual no sale del toreo aceptado por cierta parte de público y prensa y en el que cree sincera e internamente, (algo de alabar). Pero son formas anticlásicas, de figura forzada de cintura para arriba y mano muy baja, pero con el tercio anterior demasiado fuera de la trayectoria del toro (véase la imagen). Y como digo, solo es mi visión.

La palabra Renacimiento significa vuelta a nacer. Por ello la explosión de la Tauromaquia debería ser un deseo de regresar a la plenitud de los cánones del toreo, del concepto de ganar terreno al toro, de cargar la suerte y si la condición lo permite, rematar el pase enroscado a la cintura. Un culto, en definitiva, a las formas que un día llenaron de gloria a los Maestros de la Tauromaquia.

Un ejemplo es la imagen de Javier Arroyo que ilustra esta entrada: Ángel Teruel en Madrid como un hombre del Renacimiento intentando volver a lo clásico. Si algún día, las figuras del toreo intentan volver a "lo clásico", inventarán y conquistarán, sabedores de ello o inconscientes, "lo moderno" y con ello el futuro de la Tauromaquia estará asegurado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...