miércoles, 13 de marzo de 2013

La emoción estética de los diferentes tipos de Tauromaquia



Viendo la corrida de Adolfo Martín ayer en Valencia, y analizando a la vez los comentarios que ella acaparaba en las redes sociales, me vino a la cabeza la necesidad que debería tener el aficionado y el profesional, para comprender los diferentes tipos de Artes que han existido a lo largo de la historia, sin negar su capacidad estética. Me explico.

Por ejemplo, está claro que la belleza de una escultura azteca o egipcia, o un lamassu mesopotámico no puede medirse con el canon griego de belleza. En la Tauromaquia parece que sí. Aficionados criticaban que esos toros no se podían torear, inservibles para la lidia, etc...yo me pregunto ¿Para qué tipo de lidia?.

Yo en este ámbito me considero relativista y opino que toda obra de arte es válida, a condición de que sea auténtica. Podrá por ello considerarse arte tanto una media verónica de Morante de la Puebla, un derechazo estilizado de Manzanares, como una lidia sobre las piernas de Rafaelillo, o un doblón sometiendo de Javier Castaño.

Viendo una obra de arte en el ruedo, se puede sentir emoción estética lo mismo con un natural de Talavante, como con un toreo de lucha de Fernando Robleño, lo mismo con una embestida de un Fuente Ymbro, que con una de un Victorino. La emoción podrá ser de mayor o menor intensidad, según los gustos, pero ni una ni otra es, más o menos válida.

El verdadero aficionado es el que está capacitado para comprender la Tauromaquia y las distintas formas de realizarla. La crítica y la incomprensión, casi contrasentido, es buscar una sola forma de torear. Esto es una ausencia de conceptos sin madurar. Para entender la grandeza de la Tauromaquia sería conveniente quitarse prejuicios (y por lo leído en algunas crónica, algunas fobias) y tratar de identificar la estética propia de cada torero y la que propicia cada encaste, al igual que hay una estética gótica, otra barroca, otra impresionista y otra cubista. Todo es Tauromaquia, todo es Arte de Torear.

Imagen:
David Esteve frente al gran "Aviador" de Adolfo Martín en Valencia 2013. Foto: Rullot para aplausos.es

1 comentario:

  1. Magnífico comentario. Hay distintos tipos de tauromaquia, distinto tipo de emociones y distinto tipo de artes.
    También hay distintos tipos de toreros, distintos tipos de toros y distintos tipos de aficionados.
    Y sobre gustos... no hay nada escrito.
    Lo inadmisible es la cerrazón mental (sólo es bueno lo que me gusta a mí) y la intolerancia (desprecio absoluto por los que piensan de otra manera).
    Y no olvidarse nunca de que el toreo es un arte y no una ciencia exacta.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...