jueves, 12 de julio de 2012

La juventud del artista. Jiménez Fortes en Pamplona



Irrumpió en Pamplona un joven artista, Saul Jiménez Jortes, que con las limitaciones de su temprana edad, (no olvidemos que es una condición indispensable para el aprendizaje), dejó claro el hecho de que en la Tauromaquia la familiaridad con el arte es más fructuosa si el contacto con el 'toro de compromiso' surge desde una edad temprana.

Jiménez Fortes, al tratarse de un artista, (y por lo tanto de un creador), demostró que posee recursos mentales ya desarrollados y una manera de torear que permitirá ampliarlos en un breve tiempo. Ser un  debutante puede suponer un obstáculo al entrar en contacto con el público, pero si se hace con la exposición que el joven malagueño lo hizo en Pamplona, deja de ser una aventura para convertirse en un hecho.

No inventó nada, ya que se cree que la juventud es la edad de las innovaciones del artista, de las formas de arte de torear nuevas enfrentadas al conservadurismo de sus predecesores, pero dentro de cada faena, a base de valor, va adquiriendo poco a poco la destreza propia del arte de la Tauromaquia.

Los jovenes toreros como Saul Jiménez Fortes raramente son revolucionarios, si no que es más bien el comienzo de la madurez lo que hace lanzarse a nuevos estilos de toreo que son seguidos con gran entusiasmo.

El joven artista malagueño además lo hizo frente al Toro y el lugar con la seriedad y trapío suficiente como para tenerlo en cuenta. Lo que pedimos es que conserve este espíritu de compromiso a lo largo de su vida, y que siempre mantenga el gusto por explorar campos artísticos inéditos en el toreo. Que mentalmente no envejezca nunca para seguir siendo joven a lo largo de toda su carrera como Matador de Toros.

Imagen:
Diseño a partir de una foto de Maurice Berho para mundotoro.com

lunes, 9 de julio de 2012

Javier Castaño, La Difícil Facilidad


Mucho se está hablando del paso de Javier Castaño por San Fermín 2012. De cómo surgió de una faena que se antojaba atropellada y épica por las condiciones del Miura, un toreo fácil, templado y cadencioso al natural. Hablamos de la facilidad del artista.

Javier Castaño atraviesa por ese momento en que el artista posee todas las facultades para crear Arte en la Tauromaquia. Se siente invadido por la inspiración, cada lance lo produce sin violencia. Delante del toro se halla, como suele decirse, en su elemento.

La lucha que ha llevado el torero salmantino ha dado sus frutos. De aquel valor casi suicida de los primeros momentos, ha surgido una concepción artística propia y genuina, y así tiende a realizarse por sí misma exteriormente, como vimos ayer en Pamplona. En este sentido, la facilidad puede confundirse con la espontaneidad propia del genio inspirado, pero como cualidad poco común se ha venido a llamar "difícil facilidad".

En el Toreo no debemos dar un valor exagerado al concepto facilidad, ya que, aunque toreros como Javier Castaño poseen todas las cualidades en perfecto equilibrio, el ejecutarlas exigen un esfuerzo muy trabajoso, más cuando se tiene que dominar el tipo de toros a los que está acostumbrados el diestro salmantino. Por ello no siempre se pueden manifestar sus aspiraciones. Su concepción busca una esfera superior y, frente a ciertos tipo de toros, casi inasequible, pero Javier lucha en medio del impulso estético que le anima y le guía, con las dificultades que la realización del toreo perfecto ofrece.

Imagen:

Fotomontaje de sendas imágenes de Javier Castaño en San Fermín 2012. Fotos: Maurice Berho para mundotoro.com
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...