viernes, 31 de agosto de 2012

Fotografía Taurina, lo que el pintor no puede copiar


En esta nueva entrada vamos a hacer breve alusión a una de las artes que es imprescidible para poder comprender la Historia de la Tauromaquia, la fotografía.

En la Fiesta de los toros existe un artista que es capaz de percibir una realidad que encuentra colores apenas perceptibles por el ojo del aficionado. Descubre espacios dentro del ruedo. Capta sombras y recrea la propia naturaleza en forma de Toro para así poder reproducirla. Digamos que es el artista de aquello que el pintor no puede copiar.

En una faena encuentra lo que ocurre en un instante, en una fracción de segundo que se intentará igualar pero jamás se podrá repetir, pues todas las luces cambian. El fotógrafo encuentra esa realidad y la revela para la posteridad de la Fiesta.

Gracias a la fotografía taurina podemos soñar y disfrutar en esa fantasía de la relacion toro-torero, de un mundo único como es la Tauromaquia donde el fotógrafo se detiene para plasmar el espíritu del animal y el alma del artista en cualquiera de sus formas.

Imagen:

"La razón universal" de Rubén Arévalo http://rubenarevalo.blogspot.com.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...