jueves, 28 de junio de 2012

El torero y la tentación de lo fácil

El artista de la Tauromaquia es diferente a todos porque se nutre para su arte del animal, de la fiera, del toro bravo. Vuelca en él su ansia creadora pretendiendo modelarle y, mentalmente, debe estar convencido de que quiere ser un creador y no un mero acompañante.

Se da la paradoja de que últimamente se está viendo una gran cantidad de Toros que parece estar ya 'modelados' con el peligro que ello conlleva, ya que el creador, se puede convertir en destructor de un Arte que necesita de dominio para llegar a la creación.

Por ello, el torero ha de dominar al toro para su obra con su impulso creador.En la Tauromaquia se exige que el arte se alimente de la verdad, tomada sin intermediaciones de la naturaleza, de la primigenia fiereza del toro, de su casta. El artista de la Tauromaquia no puede ser absorbido por la facilidad del toro mermado de su condición natural y creado para su mayor facilidad.

Si así ocurriera, el torero, perderia el control y sentido de la profesión y de su obra ya que el arte de la Tauromaquia no significaría nada para él al ofrecele el toro un arte sin dominio, como un molde. El torero sería engullido por su 'musa', por el toro artista.

El torero, como artista superior, no debe ceder a la tentación de lo fácil. Tiene que dominar la pereza, y comprender que no está para hacer lo que quiere, sino lo que debe: Crear arte enfrentándose a la misma naturaleza, al Toro bravo y encastado.

Imagen:
El Juli el pasado 25 de junio en Badajoz frente a un Garcigrande 'modelado'. Foto: Arjona para aplausos.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...