lunes, 21 de mayo de 2012

Discrepancias entre toreo verdadero y toreo plástico


De un tiempo para acá se está empezando a valorar por encima de todo en ciertos sectores de la afición, una forma de toreo en la que prima lo estético a la verdadera Tauromaquia.

Y es que el dominio de la verdadera colocación y ejecución es una condición previa para torear. Lo malo es que a veces quien sabe de verdad torear no llega rápidamente a la 'meta', e incluso se queda por el camino.

De nada sirve un toreo plastico y estético si la forma de torear no es también la correcta; antes al contrario, aquél puede incluso puede constituir un impedimiento para la perfección de la faena, ya que se puede descuidar la construcción de la forma de torear para no perjudicar con ello la visión de un público favorable al torero en cuestión.

Por ello, no debiera considerarse el mando y la composición como algo secundario, ya que es más bien lo principal en la Tauromaquia sin que a ello deje de estar ligado la estética y la plasticidad.

La misión del torero será por tanto combinar ese 'cargar la suerte' con el fondo de estética que es necesario para hacer del toreo un arte plástico. El torero, deberá fijar la composición de su toreo exclusivamente con arreglo a su sentimiento y verdadera formas de torear; el equilibrio y la necesaria compensación entre ellas dará el verdadero Toreo.

Imagen:
Jose María Manzanares el pasado día 17 en Las Ventas. Paradigma del toreo plastico. Foto: Juan Pelegrín para http://www.las-ventas.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...