viernes, 20 de abril de 2012

La Figura del toreo y el toro 'a modo'


Desde tiempos relativamente cercanos, se está imponiendo una corriente entre las figuras del toreo como es la de elegir un toro 'a modo' rechazando todo lo que ellos creen que pueden plantear dificultades, ya sea por trapio como por 'supesta' condición de comportamiento debido a su encaste.

El Arte de torear por si solo no existe, necesita ser representado y lograr un efecto en el espectador. Ello deberia obligar al torero que realmente quiere transmitir sus experiencias a un enfrentamiento drástico con la totalidad de encastes y tipo de toros.

Deberían concienciarse de que el "aparato estético" de la Tauromaquia, representa tanto la necesidad de belleza que tiene el aficionado a los toros como la necesidad de imponerse al miedo a los inconvenientes que trae consigo el toro. El Arte de torear debería ser una busqueda de nuevos conocimientos y nuevos enigmas que desvelar y no una huida hacia lo idílico que da la comodidad.

Para ello el torero ha de estar preparado para un enfrentamiento duro y dificil. Solo a través del contacto con todo tipo de toros y la experiencia con los medios que configuran el aparato estético de la Tauromaquia puede tener lugar el proceso de comunicación artistica con el espectador, y lo que es más, al autoconocimiento de su toreo.

La experiencia del arte de la Tauromaquia y, al fin y al cabo, de la belleza, deberia guardar una estrecha relación con el enfrentamiento con todo tipo de toros, por muy figura que se sea.

Imagen:
Jose María Manzanares con un toro 'anovillado' e impropio de la Plaza de la Maestranza en pasado Domingo de Resurrección 2012. Foto: plazadetorosdelamaestranza.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...