lunes, 20 de febrero de 2012

Cayetano, el artista 'entre algodones'


Dentro del escalafón se está dando un caso que al comienzo de su carrera podría pasar desapercibido para el público, no para el aficionado y el profesional, y que con el tiempo se está acentuando aún más si cabe. Hablamos de la figura de Cayetano como un artista mimado en demasía.

Porque si hubiera que buscar un 'niño mimado' en la forma de llevar su carrera en el Arte de la Tauromaquia ese es el torero madrileño. La forma de presentar el ganado en sus actuaciones y la prógramación de los cosos donde hace el paseíllo, hace ver que quien maneja los hilos de su carrera presuponga que todo espectador está encerrado en un embotamiento absoluto, producto de la anosmia taurina que estamos viviendo en estos momentos.

Parece que para Curro Vázquez, mentor y 'mecenas' del torero, el espectador es incapaz de percibir las sensaciones de peligro que supone un toro con trapío, acudiendo a los cosos atrofiado por completo en un universo festero y en el que prima el '¡Ole!' a cualquier precio.

Su toreo, su arte, frente a toros muy pobremente presentados plantean la dificultad de estimular los sentidos del verdadero aficionado. El peligro está que el seguidor y usuario del arte de Cayetano se puede llegar a convertir en una especie de conductista exclusivamente guiado por su instinto de presenciar una obra simple de percepción y estimulación.

El aficionado que aiste a una corrida en la que se anuncia el artista madrileño es invocado a penetrar en un túnel en el que la exigencia se estrecha tanto que apenas puede sortear el abatimiento sin quedar apresado en la desidia y apatía hacia su Arte.

Peligroso tema, ya que el arte tiene que generar emoción, no sólo con las formas, si no con los retos de realizarlas frente a toros con importancia, lo demás...declive.

Imagen:

Cayetano en Brihega frente a un toro póbremente presentado

3 comentarios:

  1. Se te ha olvidado reseñar que este "artista" no se llegó a ver en Madrid de novillero. Ni el ni su apoderado tuvieron las narices de presentarse en Madrid antes de ser matador de toros. Lamentable.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo!, José. Un saludo!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...