miércoles, 7 de diciembre de 2011

Quito, la obra inconclusa


Despues de la polémica suscitada por la imposición de las autoridades ecuatorianas de no permitir terminar la Obra de Arte en el ruedo, reflexionamos desde el Arte haciendo una pregunta al torero que se presta a la no consumación de un sueño, ¿Qué pierde el Maestro cada vez que no se termina una obra?.

El torero, tiene unas ideas que hay que pulirlas delante del toro, para poder ver con claridad la obra de arte. Esto requiere gran paciencia. El artista, seguramente, tendrá visualizada mentalmente e irá imaginando todo el concepto completo, hasta que con la ayuda del toro lo pueda ver y tocar con su imaginación. Ese sueño y esa obra, el torero, sentirá pasión por verla convertida en realidad.

Pero al no poder rematar, como ha sucedido en Quito, pierde el motivarse, y asegurarse del cumplimiento de la realización de su obra en el ruedo. Parece que ha faltado energía y don  para vencer la inercia de la comodidad, y ya no frente al toro, frente a la imposición. Es importante que el artista asuma sus deberes para con el Arte de la Tauromaquia enfrentándose a la demagogia valerosamente. La motivación de alcanzar el sueño y culminar la obra delante del toro debe ser más poderosa que cualquier mandato.

Si se consigue, matando al toro en el ruedo, merece un gran festejo por todo el esfuerzo. La sangre, sudor y, a veces, lágrimas derramados durante la faena merecen una gran culminación. Terminar la obra debe dar felicidad y reconocimiento al matador. Si este quiere pasar a la historia de la Tauromaquia, quítese la flojera, el desdén, y la complacencia ante autoridades fascistoides que le impiden terminar su obra en el ruedo.

Hay que tener pasión por su profesión, energía, motivación y disciplina para culminarla obra, ya que sólo el torero y nadie más, puede hacerlo con los dones que posee.

Si todos los toreros concluyeran las obras que piensan, que sueñan y que crean seguramente el mundo del toro sentiría que todo lo hecho y luchado hasta ahora ha valido la pena.

Imagen:

Antonio Ferrera simulando la suerte de matar con una banderilla en la Feria de Quito 2011. Foto: Olga Holguín para aplausos.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...