viernes, 9 de diciembre de 2011

El Torero comprometido frente al del Arte por el Arte


A mi modo de ver, en las últimas fechas ha resurgido un fenómeno taurino dentro del escalafón: un grupo de toreros, jóvenes la mayoría (leasé Diego Urdiales, Iván Fandiño, David Mora, Rafaelillo, Sergio y Alberto Aguilar, etc.), con excepciones significativas como El Fundi, Frascuelo, etc., que presenta una faceta de gran interés en la Tauromaquia: son los toreros comprometidos.

Se denomina a veces 'Tauromaquia Comprometida' a aquella que tiene vínculos estrechos con las ganaderías de encastes casi en vías de extinción por la falta de festejos en los que se incluyen. Es una Tauromaquia en la que el torero se realiza mediante una identificación con lo que siempre se ha venido a llamar, y a suponer, que llevaba implícito la condición de Matador de toros: Arrojo y Torería para afrontar retos.

Pero al parecer, la figura del Torero Comprometido , ha pasado a ser algo impropio en un tiempo en el que se busca un toro que sea beneficioso para el Arte por el Arte. Y es algo totalmente desfavorable para la Tauromaquia, ya que no debiera de haber más que un solo Arte, aunque con diferentes enfoques y maneras dentro de la estética del toreo.

El artista, o la figura, que cultiva el Arte por el Arte, el toreo artista, no es más que un representante del arte burgués, de sus concepciones y formas. Los llamados artistas comprometidos lo son con una realidad distinta, un tipo de toro con un comportamiento distinto que si no se hace algo, puede llegar a desaparecer. Una realidad vista desde un ángulo distinto de aquellos.

Los toreros 'artistas' dirían que tienen un compromiso con el arte puro y nada más, dirán que no interesan los gritos revolucionarios dentro de la Fiesta; los comprometidos, desde su burladero, hablarían de una identificación con la afición, con todo tipo de encastes y los problemas que los aquejan.

Todo se reduce a la vieja polémica Artistas-Valientes, comerciales-duras. La Tauromaquia debería ser siempre comprometida, y el Artista mostrarse interesado, e incluso obligado, con la problemática de la desaparición de cierto tipo de encastes que acecha. Todo ello a través de la obra de arte en el ruedo delante de un toro del tipo y condición que sea.

Imagen:

Diego Urdiales 'comprometido' con un albaserrada de Victorino Martín en Bilbao. Foto: diegourdiales.net

1 comentario:

  1. Estimado José, no solo son pocos los comprometidos, si no que se ha perdido la gallardia,virilidad, honestidad y dignidad del torero vergonzoso, ahora todo es lo comodo, el dinero facil y las frases politicamente correctas, los encastes que no son carretillones, tienen su lidia y un torero completo y artista debia de torearlos 5 o 7 veces por temporada, integros y estoquearlos por derecho y no hacer el sicario...(Julipie y otros)estos G esculpen su Piedad en material sintetico y por ordenador. Hasta pronto.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...