miércoles, 16 de noviembre de 2011

El Subalterno y la buena preparación del soporte para la Obra


La fase intelectual del Torero en el proceso creativo siempre requiere de un soporte, (albero), procesos técnicos (faena), y unos materiales (el toro), necesarios para la materialización de la idea.

La preparación del material, que es el toro, por parte de los lidiadores es básica y fundamental ya que de la calidad de la lidia dependerá, en buena medida, que no se agraven los inconvenientes de su comportamiento durante la realización posterior de la obra (faena) por parte del artista, así como la mejor embestida de éste durante el mayor tiempo posible.

De la técnica empleada durante la lidia por los subalternos dependerá el no menoscabar el comportamiento del toro, teniendo como fin modificarlo para que de la fiereza llegue la entrega en bravo, en función de los intereses de cada artista.

El objetivo claro y prioritario de una buena lidia es el 'enseñar a embestir' al animal para ello, los subalternos tendrán que recurrir a las mejores artes para facilitar la ejecución de la obra al artista. Se habrá de evitar por tanto la mala utilización de las telas, los capotazos bruscos o farragosos, los toques innecesarios que harán confundir y restar embestidas al toro en el último tercio, vaciar la embestida por alto... La secillez, en definitiva, es lo que ha de primar.

Para terminar, podríamos definir la labor del subalterno-lidiador como el conjunto de operaciones necesarias que hay que ejecutar con la mejor técnica posible para que, sea cual sea la condición del toro de salida, lo habiliten de la manera más adecuada posible, dependiendo de su comportamiento claro está, para la realización de la obra de arte taurómaca.

Imágen:
José Otero en un grandísimo capotazo a un novillo de El Retamar, el 29 de agosto de 2010. Foto: Juan Pelegrín para las-ventas.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...