lunes, 19 de septiembre de 2011

El peligro de la imagen liviana del Torero


Uno de los peligros apenas perceptible que acechan al Arte de la Tauromaquia es la pérdida de identidad como ser 'supremo' del Torero. La inclusión en su vida privada, en sus sentimientos, etc., puede llevarnos al error de mirarlo con cotidianidad, cuando la figura del Artista de la Tauromaquia siempre ha revelado misterio y grandeza con su sola presencia.

En este nuevo artículo intentaremos desglosar la figura del Torero como individuo diferente por el simple hecho de crear un arte superior a los demás ya que para ello deberá sortear a la muerte.
Torero es una persona que cultiva el arte de torear, en el que la habilidad de sus manos va a servir de intérprete al ingenio y al talento para plasmar la pura virtud de la Tauromaquia tanto en la invención como en la ejecución. Emplea sus manos para expresar los sentimientos de su alma.

Hubo un tiempo, menos ilustrado, donde la calidad de torero no pasaba de una simple profesión, la de matador de toros, mejor dicho, era un oficio, que ya de por sí levantaba admiraciones ya que se le miraba como una de las figuras más nobles y poética de las sociedades cultas e ilustradas.

El verdadero artista de la Tauromaquia tiene ideas, necesidades, placeres y un género de vida propios y peculiares, que debieran hacer de él un ser diferente de la generalidad de los demás hombres. Su existencia es toda meditación y comtemplativa; su vocación se descubre desde los primeros años de edad cuando se pone delante de la primera becerra, y sería en vano contrariarla, porque ya viene al mundo predestinada por la naturaleza, hasta que la casualidad la descubre.

Por eso, la vida del verdadero torero, del artista del toreo, ha de ser totalmente diferente de la vida real y común de los mortales. Ha de tener una mirada peculiar hacia su arte; el objeto continuo de sus estudios, meditaciones y de su admiración ha de ser el Toro; de modo que, si ese animal en otro hombre pasa sin descubrir nada que le parezca digno de atención, el torero descubre en él ideas nuevas y preciosas,así como un aliado ,y a la par enemigo, seguro con el que se enfrentará a muerte y al que si logra dominarlo será una fuente inagotable de inspiraciones grandiosas, que solo fluyen de ese ser distinto que debiera ser El Torero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...