martes, 17 de mayo de 2011

Velázquez y José Tomás, dos genios de época en paralelo (II)


En las siguientes entregas de la equiparación de los dos genios del arte, Velázquez y José Tomas, nos centraremos en la posición estética y el prodigio de la sencillez milagrosos de su capacidad de representación.

El arte de Velázquez y José Tomás supera con suprema sencillez y son énfasis alguno, todo lo que las artes, pintura y tauromaquia, habían conseguido. Solo hoy comienzan artistas e historiadores a darse cuenta del valor excepcional y singular de Velázquez y Tomás, y del alcance y trascendencia de las novedades que aportó, el sevillano, y aporta, el madrileño, al arte mundial.

Son dos artistas artistas, de los que sienten la materia cósmica como espectáculo máximo, como tema para las elaboraciones de pincel y franela, que será capaz de crear un arte supremo con la materia, tanto cromática como taurómaca, el toro. En cuanto a los temperamentos de ambos artistas son, al parecer, impasibles, observadores serenos de la realidad, atentos a lo tangible y poco amigos de fantasías e idealismos, Velázquez y José Tomás son, quizá, la pupila más penetrante que ha contemplado las cosas de su arte con mayor intención artística.

Tanto la pintura como el toreo de los dos genios representan, en España, la culminación de la ruptura con el arte de su tiempo, en su deseo de formas de una perfección imposible de hallar en un mundo cotidiano y en la búsqueda de ideales arquetípicos. Y ellos, cuyas creaciones son todo reposo y serenidad, vienen a ser los que más profundamente representan el espíritu del nuevo arte, en su apetencia de sinceridad representativa, en su afán de pintar las cosas y de hacer la Tauromaquia y no buscar simplemente los conceptos de los dos artes.

Velazquez y José Tomás, dos genios de época en paralelo (I)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...