miércoles, 9 de febrero de 2011

Una nueva aportación


Este nuevo Blog nace con la intención de comparar, contrastar, medir e incluso demostrar, cómo el Arte y su Historia se equivocan al no tener en cuenta La Tauromaquia como una de sus diferentes ramas de estudio.

Para ello habrá que equipar al Toro Bravo con un lienzo en blanco, una piedra sin tallar o un plano sin definir al que hay que dar forma para crear la Obra de Arte, osea la Tauromaquia. Si no, al torero no se le podría llamar Artista. Los grandes genios del Arte se han enfrentado a la creación partiendo de la nada, de la naturaleza, de lo salvaje, por ello, el torero para llegar a ser considerado Artista, habrá de labrar la Obra siguiendo lo natural, lo primitivo, en una palabra, enfrentarse a la casta, a la fiereza y a la bravura del toro bravo y a partir de ella, cuando la domeñe, crear Arte.

Si el torero se enfrenta a un animal que no representa el nivel básico de la creación y a priori está condicionado a la ayuda, (falto de casta y exento de afán de combatividad y superación), sería un engaño, y estaríamos incurriendo en un fraude si queremos llamar a la Tauromaquia, Arte.

Bien es verdad que los artistas han tenido ayudas como las matemáticas, la óptica, la geometría, la filosofía o la literatura, pues el torero podría ser considerado incluso más grande por contar con la simple ayuda de su ingenio y una tela para concebir el fini.

Con todas estas pautas, unidas, en la medida de lo posible, a opinión de actualidad Taurina (y otros asuntos), se crea este blog para intentar ver La Fiesta, desde otro punto de vista.

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...